Suscriptor digital

La reacción de los argentinos en España: sin temores y "flipando" por el River-Boca a metros de casa

Fuente: AFP
Silvia Pisani
(0)
5 de diciembre de 2018  • 15:10

MADRID.- Están, como se dice coloquialmente, "flipando". Una expresión que alude al asombro absoluto y esa es la sensación que comparten buena parte de los argentinos que residen en España y que no pueden creer que tienen la posibilidad de ver un River-Boca a pocos metros de su casa. "Es algo histórico.. algo que nunca volverá a darse.. una final de la Copa Libertadores en Madrid", dicen, entusiasmados con la posibilidad inesperada.

Saben y comprenden el malestar y la controversia por el traslado de la definición. También, la paradoja de que un torneo que alude a los héroes de la independencia de América latina se traiga, justamente, a la metrópolis de la que se buscó ese corte. Pero todo eso queda atrás ante la posibilidad de "ofrecer al mundo, desde un escenario de primera" la visión del "mejor fútbol que existe", y que así lo definen, al menos, los más entusiasmados.

Sin miedo

No temen desbordes ni incidentes. "Acá el fútbol se vive de otra manera. No tenemos la locura ni la carga de todo lo feo que le ponen en la Argentina a algo tan lindo como ese juego", dicen. Es otra visión. Otra mirada. Alejada de la traumática experiencia dejada por los incidentes en River y el posterior malestar y frustración por todo lo vivido, según surge de testimonios recogidos por LA NACION entre residentes argentinos en la ciudad.

Esa es la mirada, por caso, de la familia que componen Paola Carísimo y Diego Alfonzo, quienes hace 16 años residen en Madrid y son padres de Carlos y de Aitana, con quienes irán el domingo a la cancha. "Es muy importante para nosotros que nuestros hijos vean algo tan nuestro y tan bueno como el fútbol", dijo Paola. Eso, con la posibilidad de que la ocasión llegue despojada de las connotaciones negativas que, a veces, suma en nuestro país.

"Acá hay pasión pero no fanatismo. No tenemos miedo a que haya desbordes ni violencia en el estadio. Acá el fútbol se vive de otra manera. Es cosa de familia", añadió.

Llevan juntos 24 años como familia. Las dos terceras partes de ese tiempo lo vivieron en Madrid, luego de haber dejado su Alta Gracia natal, donde simpatizan por Talleres y por Belgrano.

Similar posición tuvo Jorge Alfonzo, quien, casi sin darse cuenta, lleva ya 28 años en Madrid. A los 60, trabaja como encargado de un edificio a pocas cuadras del Bernabeu. "Cuando me enteré no lo podía creer", dijo. La noticia del traslado de la final le llegó por una amiga de Buenos Aires, hincha de River, que le avisó por Whastapp. Fanático de Boca, ya tiene su entrada, adquirida por 122 euros en el lote reservado para hinchas de Boca residentes en España. "Tardé 40 minutos en tramitarla, porque el sistema me decía que no había disponibilidad una y otra vez, hasta que me habilitó la compra".

Apaguen y vámonos

Estará allí el domingo sin miedo alguno, aunque reconoce la impotencia que le dio observar los incidentes que impidieron la final en River. "Era ver eso y decir. apaguen y vámonos. Algo muy triste. Muy lamentable". Está convencido de que aquí no se repetirán en esos hechos.

María Elena Tetamanti, fan de River, ya tiene su entrada. De 42 años, irá con su novio, también argentino. "Haremos el día completo: mate, sándwiches de miga, cañoncitos de dulce de leche y a la cancha con River Boca". Prepara la jornada como una oportunidad única que compartirá también con amigos que vienen de Galicia. "Se quedarán todos en casa", celebra. Está convencida de que el partido será una ocasión para mostrar al mundo "que no todos somos los impresentables que lo arruinan todo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?