Suscriptor digital

Keira Knightley ofrece una de las interpretaciones más intensas de su carrera en 'Colette: liberación y deseo'

Con la actriz inglesa en un nivel muy alto, el director Wash Westmoreland reconstruye la historia del empoderamiento de Sidonie-Gabrielle Colette

02:49
Video
Peter Travers
(0)
5 de diciembre de 2018  • 13:29

'Colette: liberación y deseo'

Keira Knightley, Dominic West. Dirigida por Wash Westmoreland/Tres estrellas y media

Colette fue una pionera de los derechos de las mujeres y nominada para el premio Nobel de Literatura seis años antes de su muerte en 1954. El director Wash Westmoreland (Siempre Alice) -con un guión que escribió con su difunto esposo Richard Glatzer y Rebecca Lenkiewicz- cuenta la historia de su empoderamiento, un tema que cala hondo en la era de #MeToo. Y es el fuego interno de la escritora lo que Keira Knightley interpreta con cada fibra de su ser.

Sidonie-Gabrielle Colette nació hace 145 años en Francia, cuando era costumbre que una aspirante a escritora se desperdiciara detrás de una olla. La primera rebelión de Colette fue dejar su pueblo de Borgoña a los 20 años y huir a París para casarse con el escritor Henry Gauthier-Villars. Conocido como Willy en los círculos literarios, el marido de Colette era un libertino. Magníficamente interpretado por Dominic West, Willy manipula a su esposa para que acepte un matrimonio abierto y, más dolorosamente, escribir textos que él va a firmar. Pero cuando las cuatro primeras novelas de Colette (las historias de Claudine) se convierten en bestsellers, ella comienza a enfrentar a Willy.

Es delicioso verla derrotarlo en su propio juego, satisfaciendo sus propios deseos eróticos con hombres y mujeres. Knightley se roba estas escenas, deleitándose en la piel de una mujer que goza la fuerza de sus convicciones.

(Referencia de puntaje: 4 estrellas - Clásico / Tres estrellas y media - Excelente / Tres estrellas - Bueno / Dos estrellas - Regular / Una estrella - Malo)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?