Suscriptor digital

Las cadenas agrícolas reclamaron por la presión impositiva y la suba de los costos internos

Etchevehere en su discurso ante las cadenas
Etchevehere en su discurso ante las cadenas Crédito: Cuatro Cadenas
Josefina Pagani
(0)
5 de diciembre de 2018  • 20:55

Las entidades por cadena de los cuatro cultivos principales del país (soja, maíz, trigo y girasol) celebraron los avances del gobierno nacional en el marco del G20 que se hizo en Buenos Aires, pero reclamaron por la presión impositiva para el sector agroindustrial y los mayores costos internos. Además, hicieron hincapié en "estabilizar la macroeconomía".

Así lo expresaron en su tradicional encuentro de fin de año realizado en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que contó con la presencia del secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, y parte de su equipo, entre ellos su jefe de Gabinete, Santiago del Solar. También se sumó el Secretario de Energía, Javier Iguacel.

Luego de que se leyera un mensaje del presidente Mauricio Macri en agradecimiento por la invitación al evento, Alberto Morelli, presidente de la Asociación de Maíz y Sorgo (Maizar), habló por esa entidad y las otras tres cadenas: la Asociación de la Cadena de la Soja (Acsoja), la Asociación Argentina de Trigo (Argentrigo) y la Asociación Argentina de Girasol (Asagir).

En un discurso donde también intervinieron en su escrito Luis Zubizarreta, de Acsoja; David Hughes, de Argentrigo, y Guillermo Pozzi Jáuregui, de Asagir, Morelli destacó que la Argentina vivió un hecho excepcional e histórico con la reunión del G20. "Queremos felicitar al presidente Mauricio Macri por su liderazgo y por haber trabajado denodadamente para lograr consensos", dijo.

La situación del sector

Además, destacó que, según el último informe económico de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en conjunto las cadenas aportarán más de 30.000 millones de dólares al producto bruto nacional en la campaña 2018/2019 y que el "sector es uno de los más dinámicos y el principal generador de divisas".

Pero agregó: "Si queremos ser el supermercado del mundo y seguir contribuyendo con la reconstrucción nacional, necesitamos políticas acordes, que nos permitan producir y exportar cada vez más".

Morelli recalcó que los elevados costos internos dejan a la Argentina en "desventaja" frente a otros países competidores. "Los impuestos, la evasión impositiva, la inflación y los vaivenes en el tipo de cambio dañan la competitividad. Exportar no es algo que se haga de un día para otro; nuestras cadenas, para desarrollarse, requieren previsibilidad. Confiamos en que nuestros gobernantes podrán encauzar el devenir económico futuro: estabilizar la macroeconomía resulta una condición necesaria", afirmó.

Y, por último, agregó: "Entendemos y compartimos la necesidad de equilibrar las cuentas del Estado. Pero el costo impositivo que hoy tenemos es sofocante y no es sostenible (...) Confiamos en que la aplicación de retenciones a las exportaciones sea una medida de extrema emergencia y que expire en 2020, dado que se traducen en una menor productividad y ponen en peligro a toda la agroindustria nacional, que es la única que nos puede ayudar a revertir el deterioro de muchas décadas".

En tanto, luego Etchevehere señaló: "Primero, gracias; gracias a las cuatro cadenas por haber vuelto a apostar en el país después de haber perdido más de 8000 millones de dólares en la peor sequía de los últimos 50 años". Luego agregó: "Está buena la cuenta final (por el aporte de las cadenas) pero en el medio está el trabajo, la inversión y el riesgo de todos ustedes que están poniendo en juego su capital".

"Renovamos completamente nuestro compromiso a seguir ayudando a mejorar su actividad", precisó el funcionario.

Negociaciones

Con respecto a las negociaciones Mercosur-Unión Europea (UE), y también la gestión para la incorporación argentina a la OCDE, el titular de Maizar destacó que en estos organismos de cooperación internacional "el respeto a la propiedad intelectual es un tema central". Al respecto, con relación al proyecto para modificar la ley de semillas reconoció la labor de los diputados, en especial la de su presidente Atilio Benedetti.

"Reiteramos entonces la necesidad de contar con una ley que brinde las condiciones para incentivar la investigación y el desarrollo, tanto público como privado, de manera que todos los cultivos cuenten con los mejores programas de mejora genética, lo que resultará en semillas de calidad para el productor argentino", afirmó.

Las cuatro cadenas también destacaron el Censo Nacional Agropecuario (CNA), el sistema SISA que unificó trámites y el uso de las Buenas Prácticas Agropecuarias (BPA). En tanto, en relación a las aplicaciones de fitosanitarios dijeron que "queda pendiente corregir los problemas que ocasionan las asimetrías entre las regulaciones municipales, provinciales y nacionales".

A la cita también asistieron, entre otros, el ministro de Agroindustria de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, y el presidente de Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Dardo Chiesa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?