Suscriptor digital

El mejor diciembre

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Jueves: mañana fresca y ventosa, tarde parcialmente nublada con 22°C. Viernes agradable. Fin de semana a pleno sol con temperatura en ascenso
Jueves: mañana fresca y ventosa, tarde parcialmente nublada con 22°C. Viernes agradable. Fin de semana a pleno sol con temperatura en ascenso Crédito: Ilustración Costhanzo
(0)
5 de diciembre de 2018  • 17:06

Escenas del capítulo anterior

Diciembre empezó con sus registros más bajos en lo poco que va del siglo. Muchas camperas invernales y algunas bufandas que parecían confinadas hasta el próximo invierno volvieron al ruedo de la mano de varias mañanas robadas a agosto. Aire frío sostenido para amortiguar al sol y ofrecer la mejor combinación meteorológica posible: viento sur con cielo despejado. El ventilador controla la situación vespertina y ni lo necesitamos por la noche. Para que no queden dudas hoy se renueva la entrada de aire frío y posterga por varios días la apertura de la temporada de pileta. Habrá que esperar hasta la semana que viene para el próximo cachetazo térmico, para entonces ya habremos rescatado diez días muy valiosos de la amenaza del calor extremo. Los barrabravas invernales seguimos apedreando al micro del verano.

Jueves: honores al frente frío

Durante la madrugada de hoy tendremos el arribo de un nuevo frente frío que debería ser recibido con la misma pomposidad que cualquier mandatario extranjero del G20. Con su ingreso se vuelve a configurar la quinta mañana fresca en fila, toda una gentileza del mes de diciembre que todavía nos deja dormir. Se estima un día con nubosidad variable con más pasajes nubosos que tramos soleados y con un termómetro que sigue conservando su bajo perfil ofreciendo una plusmarca de 23°C, una verdadera ganga por lo que va del año. El efecto del aire nuevo se notará por la noche: llevar mucho abrigo los que vuelvan tarde.

Viernes: fresquete matinal

El viento sur sostenido completa el recambio de aire de nuestra columna y el amanecer del viernes puede mostrar valores tan bajos de temperatura como para entusiasmar, y hasta erotizar, a toda la afición invernal. Se estima una salida de un dígito en la zona suburbana y apenas 11°C en el área metropolitana. Vuelve el cielo mayormente despejado en medio de una masa de aire fresca y seca, última oferta de este tipo. Máxima de 23°C, estabilidad absoluta y noche a salvo moldean un viernes sin sobresaltos. Hacia el final del día la veleta gira, el gallo acusa al norte y comienza el arribo de aire caliente, lo que abrirá un nuevo episodio meteorológico en la ciudad.

Sábado: mañana invernal, tarde de verano

Arranca un fin de semana a pleno sol y con temperatura en meteórico ascenso. El viento deja de ser un contrapeso del sol por su componente sur, ahora se pasa de bando y juega a la par de Febo: llegará a levantar los 13°C matinales hasta establecer 28°C de temperatura punta. Es una jornada ideal para cualquier actividad al aire libre con calor suave y pleno sol durante todo el día. El sábado es una pinturita, casi como para ir preparando el mantel, la cesta, el huevo duro y el jugo en la cantimplora. Si bien el domingo ofrecerá más calor tendrá mucha más nubosidad; el sábado, en cambio, ofrece todo el sol posible a lo largo de una jornada con cielo mayormente despejado. La medianoche puede merodear los 21°C, lo que redondea un día impecable.

Domingo: el asado, la pileta, el partido

La jornada dominical hará las delicias de los amantes del género estival ofreciendo generosos pasajes de sol por la mañana; se mantiene el viento caliente y se garantiza una temperatura máxima que justifica el chapuzón para todos aquellos que ya limpiaron la pileta. La máxima podría superar los 30°C sin despeinarse proponiendo un mediodía de mesa afuera y una tarde de calor veraniego. Después puede aumentar la nubosidad y con el correr de las horas podríamos llegar a tener el cielo cerrado por nubes bajas, hasta el momento sin probabilidad de lluvias.

Spoiler alert

La semana entrante mantiene el soplo constante del norte y el termómetro comienza a trepar a niveles incómodos durante el lunes y, especialmente, el martes con potenciales 33°C. Justo cuando todo empieza a ponerse peligroso ingresará un frente frío salvador, veremos con qué consecuencias.

Eso es todo amigos. Hasta el momento diciembre nos hace precio y parece que podríamos llegar a mitad de mes sin sobresaltos. Seguimos durmiendo como reyes y nos arreglamos con el ventilador por la tarde. Si no presenta ninguna ola de calor, si no tenemos tiempo severo y si no llueve ni hay alta temperatura para las fiestas, diciembre de 2018 debería ser beatificado ni bien muera en la noche del 31.

Hasta la semana que viene.

@JopoAngeli

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?