Suscriptor digital

Nuestra hermana menor: delicadas escenas familiares

Trailer de Nuestra hermana menor

01:32
Video
Paula Vázquez Prieto
(0)
6 de diciembre de 2018  

Nuestra hermana menor (Umimachi Diary, Japón, 2015) / Dirección: Hirokazu Kore-eda / Guion: Hirokazu Kore-eda (basada en el manga de Akimi Yoshida) / Fotografía: Mikiya Takimoto / Edición: Hirokazu Kore-eda / Elenco: Haruka Ayase, Masami Nagasawa, Kaho, Suzu Hirose, Ryo Kase, Ryôhei Suzuki, Midoriko Kimura / Duración: 128 minutos / Calificación: Apta para mayores de 13 años / Nuestra opinión: muy buena

El Japón de Hirokazu Kore-eda se construye a partir de sonidos y tonalidades. La melodía que acompaña a una mujer desde la casa de su amante hasta el hogar familiar, los encendidos verdes del bosque que contrastan con la austeridad de un funeral, los gritos de liberación de dos hermanas que resuenan en el vacío alrededor de la montaña. Esos elementos elegidos con cuidado, casi como tenues acordes, son los que Kore-eda dispone para contar sus historias domésticas, de emociones contenidas y pérdidas devastadores. Casi como un heredero del gran Mikio Naruse, ese director japonés olvidado entre los nombres de Kurosawa, Mizoguchi y Ozu, Kore-eda atiende con encanto magistral y una sensibilidad única a lo que ocurre ante nuestros ojos y no siempre vemos.

Su cine se concentra en los espacios diarios, los mundos conocidos, las relaciones cercanas. Es allí, entre lo familiar y lo cotidiano, donde siempre despega lo misterioso y lo extraordinario. Es en esa vieja casa que comparten Sachi, Yoshino y Chika, bañada en los recuerdos del abandono y el aroma del licor de cerezas, a la que llega Suzu, vestida de escolar, como una moderna Cenicienta que escapa de la madrastra y de los rencores silenciados del pasado. Sin apelar a grandes conflictos ni a excesivo dramatismo, Kore-eda convierte los sucesivos rituales culinarios de esas cuatro hermanas en mágicos territorios de encuentro, amor y comprensión.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?