Suscriptor digital

La vida misma: todas las formas del sufrimiento

Trailer de La vida misma

02:26
Video
Marcelo Stiletano
(0)
6 de diciembre de 2018  

La vida misma (life itself, ee. uu./2018) / Guion y dirección: Dan Fogelman / Fotografía: Brett Pawlak / Edición: Julie Monroe / Música: Federico Jusid / Elenco: Oscar Isaac, Olivia Wilde, Annette Bening, Mandy Patinkin, Antonio Banderas, Olivia Cooke, Sergio Peris-Mencheta, Laia Costa, Jean Smart / Duración: 117 minutos / Calificación: Apta para mayores de 16 años / Nuestra opinión: mala

Dan Fogelman se ganó un lugar entre los narradores de emociones más reconocidos de la actualidad de Hollywood, tanto en la TV como en el cine. Pero aquí no hay ninguna señal que se aproxime al drama familiar observado con sensibilidad y genuina compasión ( This Is Us) ni al cálido relato sobre las segundas oportunidades ( Directo al corazón) que llevan la misma firma. Hasta podría decirse que Fogelman tiene un otro yo que parte de los mismos temas de sus anteriores trabajos y decide reescribirlos desde un lugar mucho más cruel y hasta sádico disfrazado de película sobre temas "importantes".

Con una lógica temporal completamente inverosímil, Fogelman entrelaza vidas al estilo de Babel o de Vidas cruzadas con la pretensión de mostrar que es posible superar las tragedias más extremas. Pero lo único que consigue es desplegar sin anestesia un muestrario de sufrimientos gratuitos. Aquí, el miserabilismo es el común denominador: una pareja que espera con profundo deseo un hijo se destruye por un accidente que, para peor, se repite con impiadoso exhibicionismo. Más tarde, un joven recibe la mejor noticia de su vida en el mismo momento en que le anuncian una catástrofe familiar. La manipulación emocional se mezcla con un psicologismo pueril y edulcorado a la fuerza desde la fotografía y la música. Mientras tanto, los cotizados intérpretes parecen haberse contagiado de todos los padecimientos de sus personajes.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?