Suscriptor digital

Vaca Muerta: la explotacióndel yacimiento desafía al sector

La actividad logística se prepara para acompañar el desarrollo; en tanto, YPF traerá una barcaza licuefactora que permitirá comenzar a exportar gas natural licuado
Carlos Toppazzini
(0)
6 de diciembre de 2018  

Crecen las inversiones en Vaca Muerta
Crecen las inversiones en Vaca Muerta Fuente: AFP

Proyecto-país. Nueva matriz productiva nacional. Prioridad para el crecimiento. Sustento económico del futuro. Revolución energética para la Argentina. Todas estas definiciones, y más, se dicen sobre Vaca Muerta porque desde hace tiempo las fichas para el repunte de la economía se colocaron sobre el yacimiento neuquino. Pero para que estas frases se vuelvan realidad se requiere una conjunción de factores internos y externos: desde escenarios globales favorables y disponibilidad tecnológica, hasta decisiones políticas e inversión en infraestructura, sobre todo en logística y transporte. Ahí, precisamente, Vaca Muerta desafía a una actividad que, en la región sur, todavía tiene mucho camino por recorrer.

"Nunca existió en la historia argentina un emprendimiento que exigiese tanta infraestructura logística como Vaca Muerta, a la vez que pone de manifiesto un gran reto logístico que permita operar con una estructura de costos competente", analiza Mariano Mora, coordinador de la Maestría en Dirección Comercial de UADE Business School. Para el catedrático, "todo esto implicaría inversión en rutas terrestres, líneas férreas, infraestructura marítima y otras asociadas al almacenamiento".

Cruz del Sur (CDS) es un operador logístico integral con una gran estructura de servicios en toda la Patagonia desde hace más de 50 años y, en particular, en las áreas petrolíferas de Neuquén, donde acompañaron el surgimiento de Vaca Muerta. "El yacimiento cambió la magnitud del negocio logístico en la región y, por ende, los rubros afines (industria, comercio o servicios) tienen ahora una posibilidad de crecimiento sin precedentes", asegura Mauricio Ronchietto, director de Operaciones de la compañía. Las expectativas generadas a partir de la iniciativa, añade, "llevaron a la aparición de emprendedores variados y a que una localidad como Añelo se vuelva un potencial polo logístico de soporte a la futura demanda del proyecto".

Emprendimientos locales

"La estructura productiva de Oil&Gas a gran escala no existiría sin servicios logísticos planificados, eficientes, especializados y que cumplan con las condiciones de seguridad para distribuir volúmenes importantes de carga", explica Cristian Bergese, socio-gerente de BM y presidente de la Cámara de Empresas de la Industria Petrolera y Afines (Ceipa) de Neuquén. "La industria no convencional requiere abastecimiento constante de insumos esenciales, como arena y agua, por lo que es un negocio fundamentalmente logístico que implica respuestas en todas las áreas del transporte", agrega.

"Es un petróleo difícil de sacar que necesita mucho y variado trabajo, por eso ahí estamos varias empresas, con una buena cantidad de inversiones", cuenta Diego Manfio, de Ingeniería SIMA. Su empresa está abocada a la adecuación del gasoducto que exporta a Chile, a brindar servicios de logística de arena y agua y, recientemente, a la generación de un acueducto de agua distribuida que necesita Vaca Muerta y que permitirá mejorar la logística sin depender solo del transporte por camiones. "Es un proyecto que derrama en la economía de la región por la necesidad de logística, de equipos y de empresas de servicios", asegura.

En efecto, el no convencional necesita como uno de sus insumos principales a la arena que se trae desde otros lugares de la Argentina o de otros países, lo cual permitió un desarrollo particular del transporte especializado. Para Aníbal Tortoriello, presidente de la Cámara Patagónica de Empresas de Autotransporte de Carga (Capeac), en lo que respecta a la oferta y demanda, "Vaca Muerta está bien cubierta, sobre todo en servicios que giran alrededor del pozo y de distintas especialidades, como movimiento de equipos, arena, agua o grúas". De hecho, reconoce, "hay empresas locales que crecieron en la medida que fue subiendo la demanda de la actividad petrolera y se fueron desarrollando a la par del yacimiento".

El tren Norpatagónico

En combinación con el modo ferroviario, el autotransporte de cargas aportó los vehículos necesarios para concretar el inicio de la explotación de Vaca Muerta. Por eso, para Tortoriello el proyecto del tren Norpatagónico "es excelente y no lo vemos como competencia, porque en la medida en que bajen los costos, nos favorecemos todos".

El nuevo Norpatagónico que impulsa el Ministerio de Transporte bajaría costos logísticos y descongestionaría las rutas 22, 151 y 7 que conectan la localidad de Roca (Río Negro) con la de Añelo (Neuquén), donde se encuentra Vaca Muerta. Con una inversión de US$780 millones, además, beneficiaría a las economías regionales, generando nuevas ventajas logísticas. También, sostienen desde el Ministerio, "se reducirán 50% los costos de transporte y aumentará la velocidad de las formaciones para alcanzar hasta 70 km/h". Al respecto, Guillermo Dietrich coincidió en que "el Norpatagónico jugará un papel clave para Vaca Muerta. Estamos quitando una barrera al desarrollo con inversión en infraestructura, ya que los trenes van a ir a Añelo cargados de insumos y volverán al puerto de Bahía Blanca con minerales y frutas, a mucho menos costo y favoreciendo la competitividad de productores locales para salir al mundo".

Ciertamente, aporta Diego Trupia, gerente Comercial de CDS, "el ferrocarril será clave en su vinculación con la distribución logística vía camiones, para el desarrollo de sistemas e integración en la cadena de valor de grandes productores de Oil&Gas".

Aportes del sector energético

Según Jorge Torres, director de Recursos No Convencionales de Total Austral, "la infraestructura actual resultó adecuada para los comienzos, pero será insuficiente para concretar los primeros pilotos anunciados en 2018. Para 2019 o 2020 se manifestarán las limitaciones de infraestructura y servicios, pero también de evacuación de gas y petróleo".

Para Torres, la construcción de nuevas rutas y mejoramiento de las existentes resulta imprescindible para el desarrollo a gran escala de Vaca Muerta. "El Norpatagónico debería solucionar parte del problema, asegurando la provisión de materiales, bajando costos y tiempos, y liberando espacio en rutas".

Por su parte, el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, firmó días atrás un acuerdo para traer al país una barcaza licuefactora que permitirá comenzar a exportar gas natural licuado, industrializar el gas argentino y comercializar el de Vaca Muerta a más de 40 países.

Esta iniciativa generará ingresos por más de US$200 millones al año, lo que representa el 10% de las exportaciones totales de combustibles y energía. "Con este proyecto podemos agregar valor al recurso extraído de Vaca Muerta y aprovechar al máximo la compatibilidad estacional con los mercados del hemisferio norte", dijo Gutiérrez.

La barcaza operará en el puerto de Bahía Blanca y su arribo está previsto para comienzos de 2019.

El reto de la logística

Desde lo logístico, Vaca Muerta requiere "ganar economías de escala a favor del ferrocarril y los acueductos a expensas del camión, para reducir sustancialmente los costos y tiempos de operación, emisiones al aire, desgaste de rutas y caminos, y la siniestralidad", repasa Alejandro Arroyo Welbers, director de la Maestría en Logística de Proyectos de Integración Regional del ITBA. "También exige inversión en infraestructura de manipuleo para que la eficiencia en el transporte no se vea impactada negativamente por las velocidades relativas de carga, descarga, almacenamiento y transferencia", comenta.

Para Jorge Montes, gerente de CDS Neuquén, "Vaca Muerta tiene un enorme potencial para la actividad ya que las necesidades de insumos industriales que se utilizan abren un mercado muy dinámico que debe acompañarse para consolidar los servicios demandados por el rubro". Sin embargo, reflexiona, el desafío para la logística "será mantener los estándares de servicios actuales, garantizando el manejo y entrega de la carga, así como el suministro de toda la información en cada proceso de la cadena".

En definitiva, puntualiza Arroyo Welbers, "todos los procesos logísticos deberán estar alineados eficientemente", aunque recomienda "mirar más allá de Vaca Muerta para comprender el factor multiplicador que la infraestructura logística puede tener sobre el desarrollo regional, con proyección hacia el Pacífico".

Medidas para atender la demanda logística en Vaca Muerta

En conjunto, las siguientes medidas aportarían al desarrollo de una operación logística más rentable, eficiente, con mayor seguridad y menos tránsito en las rutas de la región:

  • Licitación para la construcción y gestión del tren Bahía Blanca - Añelo, con estaciones de transferencia de carga.
  • Diversas iniciativas para transporte de agua por ductos y plantas móviles para su reutilización.
  • Proceso de adjudicación para la Zona Franca de Zapala, ubicada a 200 km de Añelo y a 600 kilómetros de los puertos chilenos de Talcahuano.
  • Reubicación del recorrido de la ruta 22 hacia un camino acondicionado especialmente para autotransporte de cargas, de manera que los camiones dejen de circular atravesando las ciudades del Alto Valle.
  • Licitaciones de nuevas líneas de oleoductos y gasoductos para soportar el aumento en la producción de gas y petróleo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?