Suscriptor digital

Alarmante crecimiento de la pobreza y la miseria

Subió 4% la cantidad de brasileños que viven con menos de US$ 105 por mes
Alberto Armendáriz
(0)
6 de diciembre de 2018  

RÍO DE JANEIRO (De nuestro corresponsal).- La crisis económica que golpeó a Brasil en los últimos años causó estragos en el mercado de trabajo, dos millones de personas cayeron en la pobreza y se intensificó la miseria, según datos revelados ayer por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

En apenas un año, de 2016 para 2017, el número de brasileños que viven por debajo de la línea de pobreza -con menos de 105 dólares por mes- pasó de 52,8 millones a 54,8 millones; es decir, creció casi un 4%, y representa un 26,5% de la población total, estimada en 207 millones.

En tanto, la cifra de personas en situación de pobreza extrema -que viven con menos de 36 por mes- aumentó un 13% en el mismo período y saltó de 13,5 millones a 15,3 millones, un 7,4% de la población.

En medio del impeachment de la expresidenta Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores, PT) y fuertes revelaciones de la operación anticorrupción Lava Jato, 2016 marcó una época inédita para el país, que atravesó su segundo año consecutivo de recesión, con un pronunciado deterioro del empleo, alzas en la desocupación y en los puestos de trabajo informales, así como con recortes en los programas sociales desde que asumió el poder el actual presidente, Michel Temer .

Tasa

Según el gerente de la encuesta Síntesis de Indicadores Sociales del IBGE, André Simões, los daños producidos por la crisis al mercado de trabajo mantuvieron sus efectos hasta 2017, año en que la economía ya empezó a crecer tímidamente, pero sobre todo impulsada por el agronegocio, que no emplea tantas personas como otros sectores.

"La renta del trabajo compone la mayor parte de los ingresos familiares. La tasa de desocupación continuó elevada el año pasado, por eso la pobreza aumentó", señaló Simões, en referencia al índice de desocupación, que llegó al 12,7% en 2017, 1,2 puntos más que el año anterior.

"La pobreza tuvo un cambio significativo en este período. Todas las categorías de rendimiento usadas para clasificar la pobreza tuvieron un aumento", apuntó Leonardo Athias, coordinador del sector Población e Indicadores Sociales del IBGE. "Quien ya era pobre quedó más pobre. Pero hubo gente que quedó pobre y no lo era antes", subrayó.

La pobreza se concentró regional y racialmente. De los 54,8 millones de brasileños pobres, 25,6 millones están en los estados del nordeste (allí, el 44,8% de la población vivía el año pasado por debajo de la línea de pobreza), mientras que en la región sudeste vivían 15,2 millones, y en los estados del sur apenas 3,8 millones.

Por otra parte, el 75,2% de las personas con el 10% de los ingresos menores eran negros y mulatos, mientras que la población de color representó solo el 26,3% de la clase con el 10% de mayor renta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?