Suscriptor digital

La necesidad de frenar el calentamiento global

Mientras se desarrolla la Cumbre Mundial del Clima en Polonia, hay que recordar que este año será uno de los cuatro más calurosos de la historia
(0)
6 de diciembre de 2018  

Este lunes ha comenzado en Katowice, Polonia, la Conferencia anual de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP24). El trascendental encuentro tiene lugar a fines de un año que probablemente culminará siendo uno de los cuatro más calurosos de la historia: las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzaron niveles jamás registrados y las emisiones siguen aumentando. La concentración de dióxido de carbono es la más alta en tres millones de años.

Ha sido un año de desastres climáticos devastadores en todo el mundo, en lugares tan diversos como California, Kerala, Tonga o Japón. La conferencia llega apenas un mes después del lanzamiento del informe referido al calentamiento global del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) que asegura que, de continuar con el ritmo actual de emisiones de gases de efecto invernadero, entre 2030 y 2052, superaremos en 1 grado y medio los niveles preindustriales.

De este modo, en tan solo una década habremos incumplido el más ambicioso objetivo del Acuerdo de París: el de no superar el mencionado límite en 2100.

El último Informe de Brecha de Emisiones del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente nos dice que las actuales contribuciones de los países agravarán el ya preocupante calentamiento global en aproximadamente 3 grados para finales de siglo.

Está claro que mantener el compromiso más firme con los objetivos del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global muy por debajo de los 2º C y proseguir los esfuerzos hacia 1,5º C no basta. Los países deberán ser más ambiciosos en la próxima ronda de contribuciones determinadas a nivel nacional (NDCs por sus siglas en inglés), en la que se describen los esfuerzos individuales para reducir las emisiones nacionales.

El objetivo principal de la conferencia de Polonia es finalizar las directrices para la implementación del Acuerdo de París de 2015 a fin de que otorguen claridad sobre cómo aplicarlo de forma justa y transparente para todos. En concreto, se debe fortalecer la cooperación internacional para garantizar que las contribuciones nacionales sean transparentes, que las responsabilidades se compartan equitativamente y que los progresos en la reducción de las emisiones y el fortalecimiento de la resiliencia puedan medirse con precisión. Esto permitirá la puesta en marcha de acciones climáticas concretas y prácticas con respecto a todas las metas y objetivos del Acuerdo de París, incluida la adaptación a los efectos del cambio climático, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la prestación de apoyo financiero, y cualquier otro tipo de apoyo, a los países en desarrollo.

Como acción novedosa, este año se ha lanzado la iniciativa People's Seat (El asiento de todos) una invitación que empodera y promueve el compromiso de la gente combinando tecnología digital, encuestas y redes sociales.

Hay que ser muy claros: los impactos del clima en el planeta son devastadores y poco se está haciendo para evitarlos. Tampoco se están capitalizando las enormes oportunidades sociales, económicas y ambientales de la acción climática.

Es destacable que, durante la reciente Cumbre del G-20 realizada en Buenos Aires, los jefes de Estado allí reunidos hayan expresado su apoyo al Acuerdo de París, con la lamentable excepción del presidente de los Estados Unidos, que ratificó su alejamiento de ese convenio.

Pero el planeta está pendiente ahora de los resultados de la Cumbre de Katowice, clave para fijar directrices dirigidas a aumentar el compromiso de cada uno de los países.

No hay tiempo que perder. Millones de personas sufren los efectos del cambio climático y cada día serán más. No hay ya tiempo para palabras, urge sumirnos en la acción. Nuestro planeta ya asistió a cinco extinciones masivas, pero esta es la primera vez en la que los hombres somos conscientes del rumbo elegido, incluso pudiendo evitarlo, advertidos de las derivaciones de nuestra inacción en este campo. El mundo espera resultados concretos y comprometidos de todos sus actores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?