Suscriptor digital

Premian a los padres de la tragedia de Ecos por su compromiso con la seguridad vial

Andrés Kalwill, de la ONG Conduciendo a Conciencia, con el presidente de Cecaitra, Bernardino García
Andrés Kalwill, de la ONG Conduciendo a Conciencia, con el presidente de Cecaitra, Bernardino García
(0)
6 de diciembre de 2018  • 15:49

La ONG Conduciendo a Conciencia, creada por familiares y amigos de las víctimas de los nueve alumnos y una profesora del colegio Ecos que perdieron la vida en Santa Fe hace 12 años, cuando regresaban a la Capital tras haber realizado una acción solidaria en Chaco y el ómnibus en que viajaban fue embestido por un camión cuyo conductor estaba borracho, fueron galardonados por su compromiso en favor de la seguridad vial.

En una ceremonia realizada anoche en el hotel Hilton, Andrés Kalwill, vicepresidente de Conduciendo a Conciencia, recibió el premio de parte de la Cámara de Empresas de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina (Cecaitra) por "el trabajo de esta institución en pos de la concientización vial".

En el mismo evento, en el que se celebraron los 20 años de la creación de la cámara de empresas dedicadas a la provisión de software vial, fue premiada la labor de los periodistas especializados en tránsito Cristian Romero y Jota Leonetti.

El presidente de Cecaitra, Bernardino García, dijo: "Celebramos 20 años de intervenir en las zonas más críticas del tránsito. Dos décadas de poner nuestro pensamiento y nuestro corazón para que la epidemia de accidentes de tránsito se achique, para que las vidas de miles de hombres y mujeres no se interrumpan por cuestiones absolutamente evitables".

La llamada tragedia de Ecos se produjo el 8 de octubre de 2006. De regreso de un viaje a la escuela de El Paraisal, Chaco, que aquella institución educativa apadrina desde 1994, el ómnibus en el que viajaba la delegación de alumnos, exalumnos, profesores y directivos de Ecos fue embestido por un camión cuyo conductor estaba ebrio. Murieron nueve alumnos y una profesora, además del chofer del camión (que conducía en estado de ebriedad) y su acompañante.

El chofer del micro, Oscar Atamañuk, afrontó tres juicios al cabo de los cuales fue condenado, en 2013, a dos años y medio de prisión por homicidio y lesiones culposas e inhabilitación para conducir por cinco años. Pero la defensa planteó la prescripción del caso por el paso del tiempo y la Justicia de Rafaela, primero, y la Corte Suprema de Santa Fe, después, convalidaron esa postura. Con el apoyo de las familias de las víctimas, el fiscal general de Santa Fe, Carlos Steigmayer, presentó un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia para revertir la prescripción. El máximo tribunal de Justicia del país aún no se expidió al respecto.

Mientras transitaban por el terrible dolor de la pérdida, los padres de los chicos fallecidos armaron la ONG Conduciendo a Conciencia; su acción de sensibilización acerca de la seguridad vial y del manejo seguro tuvo desde el principio el apoyo de conocidas personalidades. Una de las principales fue la del ya fallecido Luis Alberto Spinetta: su hija Vera había sido alumna del colegio y amiga de los chicos que perdieron la vida. Otro de los que se involucró activamente con las actividades de la ONG fue el cantautor León Gieco.

Los periodistas Jota Leonetti (izquierda) y Cristian Romero (derecha), junto a Ernesto Arriaga
Los periodistas Jota Leonetti (izquierda) y Cristian Romero (derecha), junto a Ernesto Arriaga

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?