Suscriptor digital

La Ciudad obliga a los taxis a funcionar con una app y dar facilidades de pago para competir con Uber

Fuente: Archivo
Daiana Zunino
(0)
6 de diciembre de 2018  • 18:01

La Legislatura porteña aprobó hoy una ley para fortalecer la aplicación oficial BATaxi, que busca que el servicio de taxis compita directamente con Uber y otras apps de transporte de pasajeros: será obligatoria e incorporará nuevas modalidades de pago. A la única posibilidad actual de abonar el viaje en efectivo, se sumará el pago con medios electrónicos como las tarjetas de crédito o débito. Los pasajeros podrán también evaluar la profesionalidad del chofer y la calidad del servicio en general. Al igual que ocurre con otras plataformas similares, el usuario deberá generar una cuenta propia en la que quedará registrado el historial y detalle de los recorridos realizados.

Según estimaciones de la Secretaría de Transporte y Tránsito porteña, en el segundo semestre de 2020 los 37.000 taxis habilitados en la ciudad estarán asociados a la aplicación y aceptarán el pago por con tarjetas, si bien la oferta empezará a crecer desde el segundo semestre del año próximo.

La modernización traerá aparejadas más ventajas. Por un lado, mejorará la experiencia de viaje porque los pasajeros podrán identificar al chofer y al vehículo, obtendrán un detalle de las rutas convenientes para trasladarse de un punto a otro para evitar "paseos" y recuperar los objetos olvidados en los vehículos de forma simple.

Según recordaron las impulsoras del proyecto, las diputadas Cristina García y Natalia Fidel (Vamos Juntos), los taxistas se beneficiarán al contar con una app por la que recibirán más solicitudes de viaje, de forma ágil y sencilla.

Habrá, incluso, un impacto ambiental: mediante el uso de BATaxi -u otros aplicativos homologados por la Ciudad- se prevé hacer más eficiente el servicio al bajar los kilómetros de circulación vacíos, con la consecuente reducción del consumo de combustible, la congestión y la contaminación.

García recordó: "Fue un arduo trabajo en comisión. Viene a garantizar un servicio de transporte seguro y de calidad. Nuestro servicio de taxis está compuesto por 37.000 vehículos debidamente identificados, que ya están haciendo un esfuerzo muy grande por renovar todos los automóviles" para que sean nuevos y con aire acondicionado.

Fidel agregó que "planificar la ciudad de los próximos años implica, entre otros aspectos, mejorar la calidad del transporte público y los taxis son una parte de ese universo. Esta tecnología, además, le da al Estado mayor capacidad para monitorear los viajes que realizan los taxis".

BATaxi se lanzó en abril de 2017, pero su uso hasta ahora optativo para los taxistas. Hoy, según datos oficiales, cuenta con 8609 conductores habilitados y más de 100.000 descargas de usuarios. En promedio, circulan 2190 taxis con la aplicación activa por día. En noviembre, se batió un nuevo récord de traslados contratados mediante la plataforma, de 1058 viajes en un solo día (el sábado 10). Durante este año, el promedio superó los 11.300 viajes mensuales.

En tanto, según los últimos datos disponibles, Uber -que el gobierno porteño considera ilegal por no haber sido habilitada oficialmente- cuenta con un millón de usuarios activos por mes, mientras que cada semana entre 2000 y 2500 conductores hacen su primer viaje.

Voceros de la Secretaría de Transporte informaron que, a partir del segundo semestre de 2019, todo taxista al que se le venza la licencia deberá presentar para poder renovarla el nuevo reloj taxímetro (tablets) con una aplicación asociada. Las renovaciones y el consecuente despliegue del nuevo sistema concluirán durante el primer semestre de 2020.

La ley -en rigor, una reforma del Código de Tránsito y Transporte- tuvo 42 votos positivos, 13 negativos y 5 abstenciones. "La Legislatura está a la altura de las circunstancias, a diferencia de cuando estableció multas excesivas a los choferes del servicio de transporte privado de pasajeros", dijo el diputado Marcelo Guouman (Evolución), autor de una iniciativa que busca regular el uso de aplicaciones como Uber.

Los detractores señalaron los mayores costos que implicará para los taxistas la nueva disposición. Paula Penacca (Unidad Ciudadana), destacó: "El Gobierno tiene que aplicar medidas para que Uber no funcione en la ciudad sin que esto impacte en los taxistas. Los $1500 mensuales que se piden para el pago de la aplicación no va a poder ser aplicable, ¿no se podría haber pensado un subsidio del Estado para poder mantener este sistema?"

Algo similar expresó Sergio Abrevaya (GEN). "El proyecto no está mal motivado. Pero tiene un problema económico y es que lo complica aún más al taxi en la competencia con las otras aplicaciones, que aunque son ilegales funcionan en la ciudad".

Consultados, desde la Secretaría de Transporte y Tránsito respondieron que el costo será recuperado mediante los aumentos de tarifa que frecuentemente se autoriza a aplicar a los taxis.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?