Suscriptor digital

Benito Cerati se recupera de un ataque de epilepsia: "Estoy bien, golpeado pero bien"

Benito Cerati
Benito Cerati Crédito: Archivo
(0)
6 de diciembre de 2018  • 19:49

Benito Cerati se recupera favorablemente del ataque de epilepsia que sufrió este miércoles en plena calle y que obligó a su internación en el sanatorio Los Arcos, donde se decidió que debía permanecer en observación hasta hoy.

El propio músico realizó esta tarde un descargo en su cuenta de Twitter para aclarar que se encuentra bien y despejar cualquier duda respecto a su desvanecimiento, que tuvo lugar mientras el artista paseaba por el barrio de Palermo. "¡Hola! Soy epiléptico hace dos años. Ayer me agarró un ataque en la calle. Estoy bien, golpeado pero bien. Los medios son un asco, no lean las p... que dicen", expresó.

Con esto, el hijo de Gustavo Cerati quiso aclarar que el incidente se produjo a raíz de la enfermedad que le diagnosticaron en los últimos años y no por otros motivos, como se especuló en las redes sociales. Al respecto, el cantante de Zero Kill agregó: "La fantasía del argentino promedio es que soy un drogadicto sin retorno".

Sin perder el humor, el propio artista retwitteó algunos posteos y memes en los que se le acusaba de haber consumido "ayahuasca, heroína y peyote, todo al mismo tiempo", u otros con comentarios rozando lo absurdo como algunos en los que se dijo que su desmayo se debió "a que duerme en una bolsa de oxígeno que le da poderes sexuales".

Lo cierto es que Benito Cerati está medicado para prevenir posibles ataques de epilepsia, aunque, en situaciones de estrés, éstos pueden producirse de todos modos. Casualmente, el músico presenta mañana Unisex, el nuevo álbum de su banda, situación que lo habría tenido nervioso en los últimos días.

Prueba de ello es otro mensaje que el hijo del líder de Soda Stereo escribió también hoy en la misma red social, de sólo dos palabras: "11 horas", acompañadas de varios emojis de corazones, en alusión al tiempo restante para la salida al mercado de su nuevo trabajo discográfico.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?