Suscriptor digital

Bullrich ratificó el protocolo de uso de armas para la policía

Dijo que el presidente Macri apoyó la medida y negó que viole los derechos humanos; siguen las quejas
(0)
7 de diciembre de 2018  

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ratificó ayer el protocolo de uso de armas de fuego para fuerzas federales de seguridad y aseguró que el presidente Mauricio Macri "apoyó" la medida que fue discutida "durante un año" dentro del Gobierno.

"Este reglamento, con el presidente Macri, lo discutimos durante un año", dijo la ministra.

"Nuestro reglamento ni viola los derechos humanos ni es fascista; está basado en las Naciones Unidas, es absolutamente claro, corto, simple, da reglas y protege a la sociedad y a las fuerzas", señaló, en declaraciones al canal de noticias TN.

La ministra de Seguridad buscó, así, dar por terminado el conflicto que se desató con la diputada y jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que había rechazado anteayer el protocolo porque "viola los derechos humanos", según declaró, al dejar sentada su condena.

El protocolo de marras autoriza a los efectivos de la policía a usar el arma de fuego sin dar la voz de alto si existe un peligro inminente de muerte para ellos o para terceros, ante un caso de enfrentamiento con delincuentes.

En el día de ayer, la Ciudad de Buenos Aires ratificó su adhesión al protocolo, pese al fallo del juez local Roberto Gallardo, quien declaró que la medida es inconstitucional y dispuso su inaplicabilidad en el distrito porteño.

En tanto, el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, dijo que deberá analizarlo y la Legislatura de la provincia de Neuquén rechazó el instrumento.

La ministra Bullrich defendió la nueva resolución. "Por eso, lo primero que digo es que hay que leerlo", señaló. También evaluó que "no corresponde discutir con [la diputada Elisa] Carrió", que había propuesto que se debata la idea en el Congreso de la Nación.

La resolución dispone que los agentes del orden pueden hacer uso de las armas de fuego "cuando resulten ineficaces otros medios no violentos", y menciona los casos de "defensa propia o de otras personas" en un peligro inminente de muerte o de lesiones graves.

También lo autoriza para impedir un delito particularmente grave, con peligro para la vida o la integridad física, para proceder a la detención de los delincuentes que generen ese peligro y oponga resistencia a la autoridad. Y lo contempla para impedir la fuga de quien represente ese peligro inminente y hasta lograr su detención.

Por su parte, el vicejefe de gobierno porteño, a cargo del Ministerio de Seguridad, Diego Santilli, ratificó la adhesión del distrito al protocolo y aseguró que la Ciudad lo cumplirá. "Todo reglamento que contribuya a mejorar la seguridad de los vecinos, a nosotros nos sirve", anticipó. Por su parte, el ministro de gobierno de Chubut, Federico Massoni, anunció que su provincia también lo aprobará.

Vidal lo rechaza en la provincia

Dos funcionarios bonaerenses revelaron que la gobernadora María Eugenia Vidal no aplicará el protocolo de seguridad ordenado por la ministra Patricia Bullrich. "El policía tiene que tener todas las herramientas para hacer cumplir la ley. Pero no todas las policías son iguales", dijo el titular del área de la provincia, Cristian Ritondo. Y el secretario de Derechos Humanos, Santiago Cantón, afirmó que "los líderes políticos deberían ser receptivos de los principios éticos y no dejarse llevar por las encuestas".

Crítica de Human Rights Watch

La organización Human Rights Watch dijo ayer en Washington que el protocolo de las fuerzas de seguridad anunciado por el gobierno argentino "contraviene normas básicas de derechos humanos y podría propiciar que empleen armas de fuego en circunstancias injustificables". Añadió que el reglamento "presenta vacíos legales y ambigüedades que podrían permitir que los funcionarios de seguridad utilicen las armas de fuego en un espectro inaceptablemente amplio de circunstancias".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?