Suscriptor digital

Ex empleado del club y expulsado de la tribuna: quién es Cristian Ghisletti, el barra brava de River deportado

Ghisletti en el Mundial 2006 (marcado); abajo a la derecha, Rousseau y en el centro (remera de River suplente) William abrazándolo; a la derecha, Alan Schlenker junto a Gonzalo Acro (tapado por el de gorra)
Ghisletti en el Mundial 2006 (marcado); abajo a la derecha, Rousseau y en el centro (remera de River suplente) William abrazándolo; a la derecha, Alan Schlenker junto a Gonzalo Acro (tapado por el de gorra)
(0)
7 de diciembre de 2018  • 12:36

"Cuando te ponés a ver estas fotos te agarrás la cabeza, el más triste de los finales", escribe en su cuenta de Facebook Cristian Ghisletti. La foto es de la cúpula de Los Borrachos del Tablón, la barra brava de River, en el partido de cuartos de final del Mundial 2006. La Argentina perdió por penales con Alemania. En la foto, Alan Schlenker se abraza con Gonzalo Acro. William, el otro Schlenker, con Adrián Rousseau.

Menos de un año después, la locura invadió a la barrabrava de River. Se enfrentaron para ver quién controlaría el dinero que manejaban y contaban por millones de pesos. El 11 de febrero de 2007, en la primera fecha del torneo Clausura y antes de enfrentar a Lanús, dentro del predio del club se produjo "La Batalla de los Quinchos", una violenta pelea de la barrabrava dividida. Se había quebrado la cúpula. Rousseau por un lado (Acro y Ghisletti, con él), los Schlenker por el otro. Acro terminó asesinado tiempo después y los Schlenker, en prisión por el crimen.

"Mi plan nunca fue pelearme con Gonzalo en quinchos. Yo quería ir a echar a Adrián del club y lo eché. Ese día me peleé con él, con Caverna Godoy, con Cristian Ghisletti y con Acro. A éste le gané por puntos y a los otros, por nocaut. A la semana siguiente yo seguí yendo a la cancha y ellos, no. Y ninguno me pidió revancha, que se las hubiese dado", decía en el año 2011 William Schlenker.

Crédito: Facebook

Durante el velatorio de Gonzalo Acro, en el que estuvo Rousseau y su grupo, Ghisletti y otros terminaron golpeando y echando de allí a un grupo de periodistas. Para ese entonces, la violencia con la que se movía la barra brava de River era inusitada. Y estaba completamente fuera de control

La causa judicial que se abrió por la Batalla de los Quinchos terminó con allanamientos en su domicilio. Ghisletti hoy tiene 45 años. "El Negro del Oeste", llamaban a este ex integrante de Los Borrachos del Tablón oriundo de Ciudadela. Era empleado de River durante la gestión de José María Aguilar, como la mayoría de la cúpula de la barra brava millonaria. Trabajaba como seguridad y control.

Pasó a formar parte de la lista de barras con derecho de admisión. En 2016 le pidió a la Justicia que lo sacaran de allí. Inclusive intentó entrar al estadio de Lanús en marzo del año pasado. Pero se lo negaron.

Ahora intentó ingresar a España para la final de la Copa Libertadores ante Boca, pero lo deportaron. A diferencia de Mazzaro, que según informó la Policía española fue devuelto a la Argentina por problemas con la documentación, lo suyo corresponde exclusivamente a "razones de seguridad".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?