Suscriptor digital

Liliana Cavani realizó su primera dirección teatral

Liliana Cavani
Liliana Cavani
Carlos Pacheco
(0)
7 de diciembre de 2018  • 18:56

Uno de los textos más emblemáticos de la dramaturgia italiana contemporánea, Filomena Marturano, de Eduardo De Filippo, vuelve a presentarse en un escenario porteño, esta vez interpretado por un elenco italiano y con la novedad que cuenta con dirección de la reconocida directora cinematográfica Liliana Cavani, quien por primera vez asume la responsabilidad de llevar a escena una pieza teatral.

Esta nueva versión, protagonizada por Mariangela D’Abbraccio y Geppy Gleijeses, realizará solo dos funciones, mañana y el domingo, en el teatro Coliseo. Estas presentaciones forman parte del ciclo Italia XXI que tiene como objetivo divulgar en nuestra ciudad producciones teatrales, musicales y de la danza creadas en el país europeo. Cuenta con el apoyo del Ministerio de Bienes Culturales de Italia, el Instituto Italiano de Cultura local y la Embajada de Italia en la Argentina.

Filomena Marturano, estrenada en 1946, es uno de los materiales más divulgados de su autor en el exterior. Una pieza singular que rescata un tema candente en su época, los derechos de los hijos ilegítimos. La trama expone la difícil relación que mantienen Filomena y Doménico, dos seres de cualidades muy opuestas que luchan por defender sus estilos de vida mientras ocultan ciertas verdades. Es la historia de un gran amor pero a la vez, a través de ella, De Filippo busca poner el acento en lo que él definía como "el conflicto entre el individuo y la sociedad".

Cavani, una de la figuras más fuertes de la cultura de su país fue la creadora de intensas películas como El portero de noche (1974), Más allá del bien y del mal (1977), Francisco (1984), entre otras producciones. Realizó también una reconocida carrera dentro del mundo de la ópera y en 2017 estrenó, en el Festival Dos Mundos de Spoleto, su primera creación para el teatro.

Filomena Marturano
Filomena Marturano

"La puesta en escena de Filomena Maturano fue una propuesta que me llegó por Geppy Gleijeses, director del Teatro Quirino de Roma, y Mariangela D’Abbraccio, ambos muy buenos actores. En un primer momento no estaba muy segura porque la comedia es muy importante y siempre ha tenido una tradición de grandes directores e intérpretes. Lo que me sedujo fue la prosa: nunca la había trabajado y es muy distinta a la ópera, en la que sí ya había trabajado para grandes teatros, sobre todo para La Scala di Milano. También en París, Florencia, Barcelona, San Petesburgo", explica la directora.

- Filomena Marturano es un texto muy emblemático dentro de la tradición popular italiana. ¿Por qué decidió reponerlo?

-Es un drama fuertemente humano que Eduardo cuenta con mucho compromiso ya que él mismo lo vivió. Trata sobre hijos ilegítimos, como lo era él, un hermano y una hermana que la ley no reconocía por fuera del casamiento. En la obra, el personaje de Filomena tiene tres hijos ilegítimos que ella ha criado, pero a los que quiere dar un apellido y un padre. Es un tema muy importante, en parte hoy resuelto. La comedia de Eduardo es poderosa y con actores buenos es un éxito. La compañía con la que he trabajado es buenísima. Todo el teatro de Eduardo cuenta dramas fuertemente humanos, dramas de gente común, de los barrios populares. Parece estar en los meandros de la antiquísima ciudad de Nápoles, rica de historia, mas antigua que Roma, tan vieja como Nínive y Babilonia, por lo tanto con una gran tradición popular.

-¿Qué valores encuentra en ese personaje que resuenen en esta época en la que la mujer está teniendo un protagonismo tan importante?

-Filomena es naturalmente feminista, ella es matriarca de su pequeña tribu, a la que mantiene sin que lo sepa Doménico, su patrón. Ella gestiona la casa de su gobernante, y uno de sus hijos es de él. Es la historia de una mujer que quiere dar a los hijos apellido y una vida digna. Lo pretende y lo logra.

-En la Argentina la obra tuvo varias puestas en escena y también fue llevada al cine. Sus protagonistas siempre fueron intérpretes de fuerte carácter. En Italia Sofía Loren protagonizó una versión en cine. ¿Fue difícil encontrar una actriz con esas cualidades o, en este presente, Filomena tiene otras características?

-Mariangela D’Abbraccio y Geppy Gleijeses son dos grandes actores, muy buenos, lo mejor que podría haber encontrado para este drama. No es fácil encontrar actores perfectos para esta obra, que requiere una inmersión en el corazón popular de una gran ciudad donde, al lado de la indiferencia y de la broma, existe también mucha humanidad.

-La propuesta tuvo muy buen recibimiento por parte de la crítica y el público. ¿Los espectadores italianos conservan un gusto especial por las piezas que ocuparon un lugar importante en el repertorio teatral?

- Es cierto que el espectáculo ha sido muy bien recibido en cada ciudad y ha tenido muchísimas funciones (casi 300). Esto me sorprendió porque el dialecto napolitano es de hecho otro idioma y no creía que pudiera ser entendido en otras ciudades de Italia. Éste era mi temor. Me desmintieron, es entendido perfectamente, o por lo menos lo suficiente como para que se puedan compartir las emociones que surgen del drama. Eduardo cuenta con una potencia dramatúrgica tan fuerte que el drama de Filomena logra cautivar al espectador y llevarlo adentro del drama, poniéndolo casi como testigo de lo que pasa.

- ¿Este acercamiento al teatro será en el futuro compatible con su carrera de regisseur y la de directora de cine? ¿Tiene nuevos proyectos escénicos?

- Seguramente aprendí qué es el teatro de prosa, cuán poderoso puede ser, aprendí qué fuerza psíquica puede desarrollar. Quisiera hacer más cosas, es la forma de comunicación mas antigua de la historia humana y fue positivo intentarlo. El cine (con el que espero poder realizar un proyecto que tengo hace mucho) no es igual al teatro. Para dar una imagen diría que el teatro es Tierra y el cine es Aire. Todavía tiene mucho para contarnos.

Filomena Marturano

  • Teatro Coliseo, Marcelo T. de Alvear 1125
  • Sábado 8, a las 19,30; domingo 9; a las 18.30
  • Entrada gratuita

Filomena Marturano
Filomena Marturano

Filomena Marturano
Filomena Marturano

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?