Suscriptor digital

La AFIP analiza más de 175.000 cuentas bancarias de argentinos en el exterior

El organismo comenzó el proceso de cruce de datos para encontrar contribuyentes que no hayan declarado su activo
El organismo comenzó el proceso de cruce de datos para encontrar contribuyentes que no hayan declarado su activo Fuente: Archivo
Sofía Diamante
(0)
13 de diciembre de 2018  

Los contribuyentes que entraron en el último sinceramiento fiscal, pero no blanquearon todas sus cuentas bancarias en el exterior, podrían estar en problemas si la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) los encuentra en la lista de datos de 175.000 cuentas financieras que el organismo recibió de distintos países en septiembre pasado.

La información se suma a las 36.000 cuentas bancarias de argentinos en el exterior que la AFIP recibió en mayo pasado, luego de la puesta en marcha del acuerdo firmado sobre intercambio de información en materia tributaria de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Con el listado en su poder, el organismo recaudador comenzó el proceso de cruce de datos y chequeo de información para analizar cuáles de esas cuentas están declaradas y, dentro de las que no, si los contribuyentes entraron en el último blanqueo o no.

Según indicaron en el fisco, "el que no entró en el sinceramiento fiscal está mejor posicionado que el que entró", ya que, en caso de que la AFIP encuentre una cuenta no declarada de un contribuyente que se sinceró ante el fisco, el blanqueo se caería en su totalidad y podría llegar a pagar de penalidad el equivalente al 80% de lo blanqueado entre multas y embargos.

La información sobre 211.000 cuentas que la AFIP recibió este año es solo el comienzo de un convenio que cada septiembre aporta más información. Además de que cada país puede encontrar más cuentas de argentinos abiertas en su sistema financiero, cada año se suman más países al acuerdo de la OCDE. Mientras que en 2017 eran 49 los gobiernos que participaron del intercambio, este año la cifra se duplicó a 98 y en septiembre de 2019 llegará nueva información de 101 países, incluyendo Suiza, que antes no había aportado datos.

Entre los países que más información enviaron sobre argentinos se encuentran, en orden, España, Italia, Uruguay, Gran Bretaña y Alemania.

Anteriormente, la información había llegado también de Bélgica, Francia, las islas Bermudas británicas, Man y Caimán; Luxemburgo y Países Bajos, entre otros países.

Aun resta que Estados Unidos se sume al acuerdo, que es el gran ausente dentro de los países que aportan datos. Sin embargo, la Argentina comenzó a negociar un intercambio de información de forma bilateral con el gobierno de Donald Trump . De hecho, a mediados de enero llegará al país una misión técnica que evaluará con la AFIP si avanzan con el envío de datos.

En el organismo son optimistas en que se cumplirán todos los requisitos de confidencialidad para que se apruebe el intercambio. Luego faltaría solamente el visto bueno político, pero en el organismo destacan la buena sintonía que tienen el presidente Mauricio Macri y Trump.

Además existe un antecedente: en noviembre del año pasado, la agencia tributaria de Estados Unidos, el Internal Revenue Service (IRS), aportó 75.000 archivos en un disco rígido con datos que diferentes bancos le entregaron al gobierno estadounidense.

Presunta evasión

El envío de información sirvió para la causa en la que se investigaba la presunta evasión fiscal en cuentas bancarias de argentinos radicadas en el exterior, y el intercambio había sido aprobado en su momento por la administración de Barack Obama , aunque luego fue ratificado por Trump.

En el último sinceramiento fiscal, que estuvo vigente hasta el 31 de marzo de 2017, se blanquearon activos por US$116.800 millones, cifra equivalente en su momento al 21,6% del producto bruto interno (PBI).

La AFIP, por su parte, había recaudado $148.600 millones. Pero el mayor aporte fue la casi duplicación de la base imponible del impuesto a los bienes personales, que rondaba los US$116.000 millones y luego quedó establecida en US$226.000 millones, un 94% más.

La semana pasada, luego de que se aprobara la reforma de bienes personales y se aumentara la carga impositiva sobre activos en el exterior, varios tributaristas cargaron contra el Gobierno por romper su compromiso de no modificar el impuesto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?