Suscriptor digital

Putin apoyó la salida de las tropas norteamericanas: "Donald tiene razón"

Putin, ayer, durante su conferencia de prensa anual
Putin, ayer, durante su conferencia de prensa anual Fuente: Reuters - Crédito: Maxim Shemetov
Coincidió con Trump en que EI recibió "golpes serios" y consideró el retiro militar de Siria como una medida "correcta"
(0)
21 de diciembre de 2018  

MOSCÚ.- El presidente ruso, Vladimir Putin, dio ayer un fuerte apoyo a la decisión de su par norteamericano, Donald Trump, de retirar las tropas estadounidenses de Siria. No solo la consideró una medida "correcta", sino que además mencionó a su par por el nombre y dijo: "Donald tiene razón. Estoy de acuerdo con él", en referencia a la salida de Siria.

Putin coincidió con Trump en el argumento de que los jihadistas de Estado Islámico (EI) ya habían sido derrotados militarmente, por lo que Estados Unidos había cumplido con su objetivo prioritario en la región. "Hemos dado golpes serios a EI en Siria", agregó. De todas maneras, el jefe del Kremlin reconoció que existe todavía el riesgo de que las fuerzas de EI se trasladen a "otros países".

Putin hizo estas declaraciones en su tradicional conferencia de prensa anual, en la que suele abarcar temas de política nacional e internacional.

En diciembre de 2017, Putin había anunciado la retirada de la mayoría de las tropas rusas presentes en Siria desde septiembre de 2015 para respaldar al régimen del presidente de ese país, Bashar al-Assad.

Pero las operaciones rusas, sin embargo, continuaron. A finales de noviembre, el gobierno ruso anunció haber bombardeado posiciones "terroristas" -la forma en que Moscú llama a los opositores al régimen de Al-Assad- en Idlib, el último gran bastión rebelde en Siria.

La instauración de una "zona desmilitarizada" en Idlib fue fruto de un acuerdo entre Rusia y Turquía, que respalda a los rebeldes sirios, para evitar una ofensiva importante del régimen en la región.

Aunque elogió la decisión de Trump de retirarse de Siria, Putin dijo en la conferencia de prensa que el mundo está bajo la amenaza de una guerra nuclear debido a la retirada estadounidense de varios tratados de control de armas y a sus desestabilizadores planes militares.

El líder ruso advirtió que la política estadounidense "podría llevar a la destrucción de la civilización entera y tal vez incluso de nuestro planeta". Aseguró que si bien un conflicto nuclear parece impensable para la mayoría de la gente, el riesgo es real y latente.

"Atestiguamos la ruptura del sistema de control de armas", afirmó Putin, y mencionó el plan estadounidense para retirarse del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) y su renuencia a negociar la extensión del nuevo acuerdo Start.

Washington dice que se retira del tratado porque Moscú no lo está respetando, pero Rusia rechaza las acusaciones.

"Tenemos que resguardar nuestra seguridad", dijo Putin en su conferencia, en la que habló durante más de cuatro horas. "Y que no se quejen después de que Rusia está logrando ventajas unilaterales. No estamos buscando ventaja alguna, queremos preservar el equilibrio y afianzar nuestra seguridad".

En cuanto a las supuestas aspiraciones hegemónicas de Rusia, Putin las calificó de una campaña de desprestigio motivada por intereses de política interna.

"En cuanto al dominio mundial, todos sabemos dónde está el cuartel general de eso, y la dirección no está en Moscú", dijo Putin, y señaló que el presupuesto anual del Pentágono es de 700.000 millones de dólares, mientras que el presupuesto militar de Rusia es de 46.000 millones.

También desestimó los alegatos de que Rusia interfiere en los asuntos internos de otros países, como por ejemplo el intento de asesinar a un exagente ruso en Inglaterra o las presuntas gestiones para infiltrar a la Asociación Nacional del Rifle en Estados Unidos. Dijo que esas denuncias no son más que esfuerzos dirigidos por Washington para pintar a Rusia como amenaza y así arengar a favor de la unidad entre los países occidentales.

"Necesitan un enemigo externo para afianzar la unidad dentro de la OTAN", dijo Putin, y acusó a Estados Unidos y sus aliados de explotar "las fobias del pasado" para avanzar sobre intereses políticos internos.

Las esperanzas rusas de mejorar las relaciones con Estados Unidos bajo la presidencia de Donald Trump se han visto frustradas en medio de denuncias de que Rusia conspiró para afectar las elecciones de 2016, una acusación que Putin rechaza.

El líder ruso, ¿cerca de volver a dar el sí?

En el momento menos tenso de la conferencia de prensa anual que suele ofrecer el jefe del Kremlin, Vladimir Putin dijo ayer que probablemente tenga que casarse de nuevo, pero no dijo con quién. "Como una persona respetable, tendré que hacerlo en algún momento", dijo Putin, sonriendo. El presidente, de 66 años, protege celosamente su privacidad y la de su familia cercana. Putin estuvo casado con Lyudmila Putina desde 1983 hasta su divorcio, anunciado en 2013. Sus hijas, Katerina y Maria, no participan en política y se han mantenido fuera de la luz pública. Desde que se divorció de Lyudmila, los rumores giran en torno de la vida personal de Putin. Un informe de un diario ruso dijo que estaba en una relación con Alina Kabaeva, exgimnasta olímpica, aunque el presidente desmintió la afirmación.

Agencias AP y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?