Suscriptor digital

Dólar: la demanda de los ahorristas cayó al menor nivel en tres años

El balance de noviembre mostró además una oferta estimulada por las altas tasas en pesos
El balance de noviembre mostró además una oferta estimulada por las altas tasas en pesos Fuente: Archivo
Javier Blanco
(0)
21 de diciembre de 2018  

La demanda de dólares por parte de los individuos, afectada en parte por la caída de ingresos que deviene de la estanflación que se reinstaló en la economía, se retrajo en noviembre al menor nivel desde el final del cepo, en diciembre de 2015.

A su vez, la oferta de esa divisa, estimulada por la percepción de un dólar que puede haber alcanzado un nivel de equilibrio y convive con una tentadora oferta de tasas para pasarse o mantener inversiones en pesos, volvió a crecer hasta alcanzar el mayor nivel en dos años.

Los datos son del balance cambiario del mes pasado que divulgó ayer el Banco Central (BCRA).

"En noviembre, las 'Personas humanas' compraron a través del mercado de cambios US$448 millones, lo que significó el cuarto mes con caída respecto del mes anterior y un nuevo mínimo desde la flexibilización cambiaria en diciembre de 2015", indicó el informe oficial.

En este sentido detalló que la menor compra neta de billetes "obedeció tanto a la disminución en las compras brutas, que totalizaron US$1000 millones, mínimo nivel en dos años" como al aumento "en las ventas brutas, que totalizaron US$872 millones, cifra que supone el segundo [incremento] detrás de diciembre de 2016".

"Son números lógicos para una situación caracterizada por un tipo de cambio real en niveles altos que convivió con tasas de interés para colocaciones en pesos muy elevadas", consideró el economista Gabriel Zelpo, de la consultora Elypsis.

"El esquema hizo conveniente la venta de dólares -ahondó-. Imaginá una persona que tenía que renovar un crédito en pesos que se había encarecido por la suba de tasas y contaba con dólares: era una buena oportunidad para cancelar la parte que pudiera vendiendo los dólares", ejemplificó.

Para el consultor económico Hernán Hirsch, los números confirman un mercado cambiario "más calmo" y reflejan cabalmente "los efectos de la devaluación y la política monetaria restrictiva del BCRA". "Las tasas de interés muy altas en pesos y la sensación de un billete que ya hizo buena parte de su recorrido estimulan a financiarse con la venta de dólares", explicó.

La foto de noviembre mostró además una baja en la cantidad de operaciones por reducción del 20% en la cantidad de compradores (212.000 individuos menos) y aunque hubo 49.000 vendedores más (+7,7%). Y revela que el 69% de las ventas brutas y 63% de las compras brutas fueron inferiores a US$10.000, es decir, fueron protagonizadas por pequeños ahorristas.

El balance cambiario de noviembre cerró con un déficit de US$743 millones en la cuenta corriente cambiaria y otro de US$2746 millones en la cuenta financiera que se produjeron pese a que la balanza de bienes resultó superavitaria en US$963 millones.

Fue así que terminó deficitaria, aunque este renglón de ingresos aportó unos US$360 millones más que lo que venía sumando en el promedio anual gracias a un "desplome en las importaciones de bienes, que marcaron un mínimo desde abril de 2007", observó la consultora ACM.

La que sigue siendo deficitaria es la balanza de servicios (en US$415 millones), aunque sigue recortando su saldo negativo. El mayor aporte lo sigue haciendo el déficit en turismo (US$232 millones), aunque cayó casi 20% respecto de octubre.

A su vez, la denominada fuga de dólares se redujo fuerte al ubicarse en 408 millones, el menor registro desde junio de 2015. El dato llamativo es que, en términos netos, noviembre fue el octavo mes donde se observa una salida de capitales de inversión de cartera.

Esto demuestra que así como las tasas altas en pesos "tentaron" a algunos inversores, al parecer no hicieron más que alimentar la desconfianza de otros que siguieron desarmando "posiciones en pesos para refugiarse fuera del país por US$306 millones", una cifra sensiblemente menor a los US$831 millones de octubre, pero indicativa de un recelo que se mantiene.

La divisa bajó 28 centavos

El Banco Central retiró de circulación ayer otros $8900 millones y elevó a $76.600 millones el monto aspirado mediante la colocación de letras de liquidez (Leliq) en las últimas tres ruedas sin mayor impacto en la tasa, que quedó al 59,58%. La menor cantidad de pesos en circulación le pegó al dólar, que cayó de $39,33 a 39,05 para la venta, en una jornada muy calma.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?