Suscriptor digital

Renta financiera: permitirán computar los intereses de 2018 al costo del bono

Crédito: Silvana Colombo
Francisco Jueguen
(0)
22 de diciembre de 2018  • 12:50

Tras la corrida cambiaria , la inestabilidad global con los emergentes y un riesgo país mas elevado en la era Mauricio Macri , el Gobierno busca eliminar cualquier ruido o incertidumbre por la demorada reglamentación del impuesto a la renta financiera.

Por eso, esa norma será publicada la semana que viene y traerá novedades con la finalidad de minimizar los ruidos y el castigo a los bonos argentinos. Según contaron fuentes del Gobierno a LA NACION, el decreto que saldrá publicado dará la opción de afectar los intereses recibidos en el periodo fiscal 2018 al costo computable del bono, disminuyéndolo en ese monto.

¿Cómo funcionaría esta posibilidad? Valga un ejemplo. "Si se adquirió un título a 100, y hoy se lo vende a 80, hay una pérdida de 20. Si se cobró un cupón de 10, aunque se haya perdido 20, con la regla actual tributás por los 10 que percibiste, y no se puede netear contra el quebranto en el capital", contaron en el Gobierno. "Al poder computar los 10 del cupón al costo del título quiere decir que para el registro tributario le bajan el 'precio de compra' de 100 a 90".

Esto implicará que quien elija tomar esta opción, no va pagar sobre los intereses que recibió. Sí, en cambio, va a pagar si tuviese una ganancia por encima del nuevo precio de 90 el día que venda los títulos. "Es importante que no se necesita vender el título para tomarse la opción de aplicar los intereses al costo original del título, lo que permite diferir el impacto impositivo hasta el momento de la venta", completó la fuente gubernamental a este medio.

Según indicaron, esta posibilidad evitaría tanta compra-venta de títulos por parte de los operadores para evitar el impuesto y ayudar a un tax planning menos especulativo. "Es una forma de reaccionar al shock de la implementación de la renta financiera en tiempos en los que los operadores tuvieron pérdida de capital y percibieron renta. Menguar el impacto", dijeron.

El ruido en el mercado existe, ya que varios operadores consultados ayer por LA NACION coincidieron en que la falta de publicación en el Boletín Oficial de la letra chica de esa norma impide a los inversores saber cuál será la magnitud tributaria que deberán enfrentar y eso empujaría, afirman, la liquidación de sus posiciones en bonos locales.

El impuesto a la renta financiera nació de la última reforma (ley 27.430) y alcanza a los resultados en concepto de intereses o rendimientos que se originan por las colocaciones de capital efectuadas desde el 1° de enero de 2018.

Los individuos deberían comenzar a tributar desde mediados de 2019 el impuesto a las ganancias por la renta que provenga este año de plazos fijos, acciones que no coticen, bonos, cuotapartes de fondos comunes de inversión y de acciones que cotizan en el exterior.

Según estiman los operadores, el diseño del gravamen, la elevada inflación de este año y las pérdidas de los bonos argentinos este año tras la reversión de flujos a los emergentes produjo que muchos inversores deban enfrentar su pago sin haber tenido ganancias reales.

Ayer, el riesgo país cerró en 821 puntos, el máximo desde 2014. El Merval, el indicador líder de la Bolsa de Comercio porteña, cerró ayer con una caída de 2,70% impactado por la decisión de suba de tasas de la FED, pero también por la incertidumbre global. Los bonos locales también mostraron fuertes retrocesos. Por caso, el Bonar 2024 lideró los retroceso con bajas de 2,2%. Otras caídas significativas fueron las del Global 2037 (-1,7%); el Par bajo ley argentina (-1,7%), el bono centenario (-1,6%); y el Bonar 2020 (-1,4%).

El mercado global tampoco ayudó. Los índices Dow Jones y Nasdaq cerraron su peor semana en 10 años en Wall Street, en medio de las preocupaciones por el crecimiento de la amenaza de un cierre del gobierno en Washington y una guerra comercial. El Dow, índice más importante de la Bolsa de Nueva York, cayó un 1,8% para terminar en 22.437,48 puntos y el Nasdaq retrocedió un 3% a 6332,99 puntos. Ambos indicadores se desplomaron 6,8% y 8,4% respectivamente en la semana.

  • El Gobierno tiene previsto reglamentar el impuesto a la renta financiera en los próximos días. Busca minimizar el mal desempeño de los bonos argentinos
  • Se dará la opción de afectar los intereses recibidos en 2018 al costo computable del bono, lo que impactará de inmediato en el registro tributario

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?