Suscriptor digital

El plan de polarizar con Cristina preocupa al ala económica del Gobierno

Miembros del gabinete alertan sobre el efecto negativo en las inversiones y el riesgo país de la estrategia electoral de Cambiemos
Miembros del gabinete alertan sobre el efecto negativo en las inversiones y el riesgo país de la estrategia electoral de Cambiemos Fuente: Archivo
Jaime Rosemberg
(0)
24 de diciembre de 2018  

Los focus groups que se consumen con devoción en las usinas de Cambiemos insisten en ubicar a Cristina Kirchner como el "dique perfecto" para evitar el surgimiento de una oferta opositora "ganadora" que pueda derrotar a Mauricio Macri y le impida llegar a su reelección .

Pero la persistencia de la expresidenta como la dirigente opositora mejor posicionada y la apuesta del Gobierno a derrotarla en segunda vuelta se han transformado en un dolor de cabeza para el "ala económica" del gabinete presidencial.

Preocupado, ese sector advierte a los responsables de la campaña sobre el "ruido" y el daño concreto que la figura de la procesada senadora -y la posibilidad de que retorne al poder- genera en los inversores externos que miran la sostenida suba del riesgo país y frenan emprendimientos (como las obras del sistema PPP, esta semana) hasta que el panorama se aclare.

"En este contexto de volatilidad, y aunque no nos metemos en política, no vemos con buenos ojos la polarización. Tener dos opciones y que una genere dudas en el inversor hace que este se quede parado y espere hasta que tener más claro lo que va a ocurrir", afirmaron cerca del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne .

"Los empresarios te preguntan quién va a ganar las elecciones. Les respondemos que estamos en carrera y que la sociedad argentina no va para atrás. Sabemos que necesitamos que 2019 sea mejor que este año", se sinceró otro alto funcionario con injerencia en las decisiones económicas.

"Siempre hay un poco de ruido político en los años electorales, y vamos a tener meses de atesoramiento [de dólares]. La incertidumbre política nos golpea un poco más que a otros países. Muchos inversores creen que con Cristina viene el default, pero no es un problema nuestro, es ella la que tiene el bagaje extremista del kirchnerismo y asusta", afirma otro funcionario.

En los ministerios de Hacienda, Transporte y Producción, pero también en la Jefatura de Gabinete y el Ministerio del Interior, se unen para aclarar que "nadie fogonea" desde el oficialismo la instalación de Cristina como principal contendiente opositora. Aunque también afirman que eso es precisamente lo que muestran los sondeos, más allá de sus desventuras judiciales, que esta semana sumaron una confirmación del procesamiento en la causa de los cuadernos.

"Esta tendencia [a la polarización] se va a acentuar en el futuro, no va a quedar lugar para terceras opciones", responde un funcionario político, que también asegura que figuras del PJ Federal o del progresismo no kirchnerista tienen "pocas chances" de convertirse en alternativa de poder.

Otro miembro del gabinete relaciona directamente a Cristina con la suba del riesgo país. "Los inversores promedian el riesgo de que gane Cristina con la tranquilidad que les daría que vuelva a ganar Mauricio, y eso les da el riesgo país actual, que es alto, pero que se iría por las nubes si la victoria del kirchnerismo fuera probable. Hoy es posible", razonó el funcionario, leal al Presidente.

"Estamos con una volatilidad muy alta y a la Argentina le cuesta más porque los inversores saben de historia. Las cuestiones políticas influyen también", afirmó el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich , ante una consulta de LA NACION.

Ante este escenario volátil que preocupa a los ministros, hay dos posturas pronunciadas. El eje que componen el jefe de Gabinete, Marcos Peña , y el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba insiste -con la venia del Presidente- en que este escenario, con Macri y Cristina como dueños del ring, traerá de manera inevitable la reelección.

"Cristina tiene cero chance de ganar. Marcos está muy tranquilo en lo interno, solo le preocupa que se dispare otra crisis internacional", afirmaron cerca del poderoso jefe de Gabinete. "Cuando las encuestas serias empiecen a mostrar que Cristina no puede ganar la elección, el riesgo país va a tender a bajar", se ilusionan dos de los ministros más preocupados.

Otros dirigentes de la primera línea de Cambiemos (que integran María Eugenia Vidal , Rogelio Frigerio y Emilio Monzó ) discuten alternativas como el "apuntalamiento" de terceras opciones, sobre todo la del PJ Federal. También el adelantamiento de las elecciones bonaerenses, que es visto por ellos como "la mejor manera" de derrotar de forma anticipada al kirchnerismo y pulverizar así la incertidumbre económica.

"Sin los intendentes del conurbano en la boleta, Cristina pierde dos o tres puntos. Podemos ganar casi cien intendencias con Vidal en la boleta", calculaba un importante funcionario bonaerense, que aclaraba: "María Eugenia va a respetar lo que decida el Presidente".

"La polarización tal como está le va a dar demasiado poder a Cristina, aunque pierda. No es el mejor escenario para un segundo mandato", razonó uno de los armadores del espacio común.

Aunque prometió "pensarlo" en una reunión reciente con dirigentes radicales, Peña no parece dispuesto a "dejar solo" a Macri en la trascendente cita de octubre. Y sigue apostando con optimismo a que el "bajo techo electoral" de la expresidenta le impida cortar el plan Macri 2019.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?