Suscriptor digital

Vicky Xipolitakis, mamá: su primer cumpleaños con Salvador en brazos

Después de las pelea con su marido, la vedette festejó su cumpleaños número 33
Después de las pelea con su marido, la vedette festejó su cumpleaños número 33 Fuente: LA NACION - Crédito: Gerardo Viercovich
(0)
24 de diciembre de 2018  • 09:48

Vicky Xipolitakis no quiso perderse la oportunidad de celebrar su cumpleaños a semanas de haberse convertido en mamá de Salvador Uriel . La mediática, que atravesó días difíciles después de que trascendiera que había solicitado ayuda policial por una pelea con su marido y el papá de su hijo, Javier Naselli, sintió que esta fecha era muy importante para agradecer que el primero de sus deseos de cumpleaños se hizo realidad. "Cumple muy especial para mí, mi primer cumpleaños con mi hijo en brazos. El momento más hermoso de la noche fue a las 12 cuando salí corriendo a buscar a @salvadorurielok para soplar las velitas juntos. Fue 1 de mis 3 deseos de todos los años y esta vez se hizo realidad dándome el mejor regalo de cumpleaños", escribió emocionada en su cuenta de Instagram junto a fotos y videos del evento.

En las imágenes se puede ver a la vedette soplando las velas con su hijo, con una capucha de Mickey Mousse -uno de los fetiches de Vicky-. La encargada de prender las velas de la torta en forma de corazón fue su hermana, Stefania Xipolitakis. "Ma, quería nacer para estar con vos en tu cumple", se puede leer en un cartel.

La decoración del evento fue muy a su estilo: con globos rojos en forma de corazón que hacían juego con su vestido. Lejos de las fiestas multitudinarias que le gustan a Vicky, esta vez eligió hacer un festejo bien familiar. En las fotos se le va acompañada solo de sus papás y sus dos hermanos. "Gracias a todos por sus mensajes de amor, gracias a toda mi familia por hacerme inmensamente feliz @stefyxipolitakisok @nicoxipolitakis", sumó Vicky.

En las imágenes no hay rastros de Naselli. Días después del incidente, Xipolitakis había dado señales de que su matrimonio estaba atravesando una crisis. "Hay cosas que para mí no tienen vuelta atrás pero espero, por mi bebé, que se solucionen", había dicho. Si bien el empresario no aparece en la publicación, se especula que la pareja está solucionando sus diferencias. Es más, el día después de la discusión se los vio a la salida del Sanatorio Otamendi, donde fueron a realizar una consulta pediátrica. "Lo único que quiero decir es que la Policía es un desastre, porque son cosas íntimas y pedí por favor que no se difunda. Por eso no quise hacer una denuncia ni dejar nada. Sólo fue como un pedido de ayuda para ese momento. Fue algo de pareja y sentí llamarlos. Que filtren los audios me parece una falta de respeto total, cuando sabían que no quería que se sepa nada. No hice denuncias ni dejé constancias, ni nada. ¿Y me despierto a la mañana con eso, que son cosas privadas? No puedo confiar más en la seguridad", había remarcado en el descargo que hizo en la puerta de su casa.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?