Suscriptor digital

¡Salven al brindis!

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Crédito: Ilustración Costhanzo
(0)
27 de diciembre de 2018  • 00:46

Desde hoy, estará caluroso e inestable y habrá chaparrones aislados hasta el sábado a la tarde. Además, hay probabilidad de tormenta fuerte para el sábado a la noche o el domingo a la madrugada. Peligra el Año Nuevo .

Escenas del capítulo anterior

Después de una navidad calurosa, que se la hizo difícil al que le tocó hacer de Papa Noel, el verano sacó chapa y ofreció una verdadera demostración de fuerza con valores máximos que tocaron los 33°C y madrugadas incómodas. El mercurio no logró romper el piso de los 25°C y obligó al ventilador a dejar todo en la cancha.

Las altas temperaturas seguirán favoreciendo a aquellos que disfrutan de sus vacaciones pero no tendrán clemencia con aquellos que tengan que caminar todo el día por el asfalto porteño con los últimos trámites y compras ni con aquellos que tengan que usar el transporte público en hora pico.

Pero el alivio viene en camino de la mano de una saga de tormentas intermitentes. La del final del sábado, con un importante ingreso de aire frío, promete un gran cierre para la temporada de tormentas 2018. El problema parecer ser que las lluvias de la edición 2019 podrían comenzar al filo del brindis.

Jueves: amenaza nocturna

Se acabó el cielo despejado y, a partir de hoy, un manto de nubes altas cubrirán el cielo porteño. Por un lado, oficiarán como una permanente media sombra, nada mal para los que tengan que andar todo el día en la calle. Y por el otro, sostendrán la temperatura nocturna tirándole todo el fardo al ventilador.

El día arranca con 24°C, luego de una madrugada donde cuesta dormir en el cemento porteño. El viento llega caliente y húmedo y empuja la máxima a 33°C con una percepción un par de grados mayor. La inestabilidad aumentará con el correr de las horas y hay probabilidad de chaparrones aislados desde temprano. El foco esta puesto hacia el final de la tarde cuando la probabilidad de lluvias sea mayor.

Algunos se reunirán después de la medianoche, aunque habrá tormentas aisladas durante toda la madrugada. No se asuste, no va a llover mucho. No se entusiasme, la temperatura no bajará tanto.

Viernes: otra noche en peligro

Para mañana estaremos expuestos a tormentas aisladas durante todo el día. Como los pasajes con precipitación pueden ser muy puntuales, no suspenda ningún trámite ni ninguna compra de último momento.

El termómetro seguirá intratable con el empuje del viento noreste. Solo el cielo nublado nos salvará de un día sofocante. Temperatura punta de 33°C en una tarde de alta sensación térmica y una noche que renovará la probabilidad de lluvia. Desde la medianoche, se abrirá una ventana de mal tiempo que solapará la mitad del sábado.

Sábado: la tormenta nocturna definitiva

El fin de semana transcurrirá entre chaparrones intermitentes y mejoras temporarias, y al sábado pareciera tocarle lo peor: probabilidad de precipitaciones durante todo el día con la lupa, nuevamente, puesta en la noche.

No se tratará de un chaparrón solitario sino de la llegada de una masa de aire frío que golpeará contra un cálido y húmedo aire porteño, digno de un sauna. La tormenta podrá ser fuerte y los eventos, muy activos. No subestimen ninguna alerta.

Será el último día de la saga de altas temperaturas con una plusmarca estimada en 32°C. Aquellos que salgan a la noche sin lluvia podrán encontrar tormentas fuertes a la vuelta.

Domingo: se calman las nubes y el mercurio

Desde la madrugada ingresará aire frío al estuario del Río de la Plata. Los noticieros de la mañana nos contarán cuáles serán las consecuencias de esto. Esperemos que nada severo porque las primeras horas podrían tener actividad eléctrica y pasajes de lluvia fuerte.

Lentamente, se limpiará el cielo con el paso de la mañana y estará la posibilidad de tener de vuelta a Febo hacia el mediodía. Se cerrará la ventana de mal tiempo, tanto por precipitaciones como por calor fuerte. La jornada dominical nos devolverá al calor mesurado, con 30°C y una noche que arranca en 25°C, varios escalones más abajo que en las jornadas anteriores.

Lunes: año nuevo en peligro

El lunes transcurrirá con total normalidad hasta las últimas horas de la tarde, con una máxima muy cómoda de 29°C con cielo algo nublado hasta media tarde. Luego, empezarán las desmejoras y la medianoche tendrpa la tormenta a la vuelta de la esquina.

Todavía no hay previsión oficial pero las simulaciones indican que estaremos hasta el mismo lunes chequeando el horario de inicio y la intensidad de los eventos. Esperemos que todo comience después de la medianoche y resulte lo menos intenso posible. Tenemos una distancia prudencial hasta el lunes y hay margen para corregir las primeras previsiones.

Amigos, gracias por otro año inolvidable. Estaremos haciendo una entrega especial en las primeras horas del 2019 donde les mostraremos al primer bebé del año, el primer turista que llegó a Mar del Plata, algunos heridos por la pirotecnia o los corchos y los festejos en Nueva York bajo la nieve. Es lo que siempre funciona después del brindis y mide bien.

Que tengan un gran cierre y que el 2019 los encuentre llenos de fama y dinero, que el público los ovacione, que ganen todos los premios y que la prensa mundial se rinda a vuestros pies. Es lo menos que se merecen.

Feliz Año Nuevo

@JopoAngeli

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?