Suscriptor digital

¿Es verdad que mirar TV atrasa el reloj biológico?

(0)
27 de diciembre de 2018  • 11:57

El período que pasamos frente a diferentes pantallas durante el día puede estar afectándonos más de lo que creemos.

Todos tenemos un pedacito de cerebro que mide el tiempo y le dice al cuerpo qué hora es: el reloj biológico. Diego Golombek, biólogo e investigador del Conicet, explica que "para estar perfectamente sincronizado con el día de 24 horas, este reloj se debe poner en hora, como si tuviéramos un reloj pulsera que atrasa o adelanta unos minutos por día y al que hay que ajustarle las agujas diariamente".

El principal "ajustador de agujas" es la luz, que estimula las neuronas a través de una vía que va desde la retina del ojo hasta el cerebro. La luz matutina tiende a adelantar el reloj, mientras que la vespertina tiende a retrasarlo.

"La luz de las pantallas LED de la TV, los celulares o las tablets es de un 'color' que estimula estas células y, como solemos mirarlos de noche, son una señal para retrasar el horario cronobiológico", explica Golombek.

Se produce una especie de engaño que le permite a nuestro cronómetro interno seguir de largo y decirle al cuerpo que puede continuar despierto. Estos cambios implican menos horas de sueño, cambios en el estado de ánimo, menor productividad y mayor propensión a distintas enfermedades.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?