Suscriptor digital

Invasión china en el mercado de autos: ya hay 13 marcas y llegarían otras tres

Informe de Carlos Manzoni

06:44
Video
Carlos Manzoni
(0)
28 de diciembre de 2018  • 11:34

Hace un año eran siete marcas, pero actualmente ya llegan a 13 y se estima que pronto pondrán un pie otras tres: la avanzada de los autos chinos en la Argentina ya es una realidad, que, si bien se vio empañada por la caída general del mercado automotor local, exhibe una creciente variedad de modelos.

Hasta fines de 2017 se comercializaban en el país las marcas Chery (pionera, desde 2008), DFM, JMC, Lifan, Geely, Foton y Baic, y este año siguieron sus pasos DFSK, Shineray, Great Wall, Haval, Changan y JAC. Eso no es todo: según confirman en el sector, en poco tiempo se sumarán Zotye, Borgward, Faw.

Esta estrategia local, similar a la que aplicaron las automotrices japonesas en los 80 o las coreanas en los 90, no dista mucho de lo que sucede a nivel global, puesto que China es actualmente el mayor fabricante y vendedor de vehículos del mundo: en 2017, las automotrices del gigante asiático vendieron 24,2 millones de autos y produjeron 28 millones de unidades.

Fernando Marino, director de Ralitor, empresa que importa y vende en el país las marcas DFM, JMC y Shineray, comenta que los fabricantes chinos han establecido alianzas con las grandes marcas globales. "En los últimos años han instalado centros de investigación y desarrollo en varios países europeos y se han asociado con los diseñadores mas renombrados del mundo. Así, han avanzado en la exportación de sus marcas a innumerables mercados, incluido el argentino", destaca.

Pero esta avanzada, potente en cantidad de marcas y modelos, no tiene su correlato, por ahora, en las ventas: todas estas marcas chinas juntas captan solo 1,34% del mercado de autos local (el objetivo es llegar a 5% en cinco años). Esa participación actual equivale a 10.605 vehículos sobre 790.012 patentados este año y la mitad es acaparada por Chery, la marca de Socma, firma de la familia Macri, que vende unos 5000 autos por año.

Hay dos razones que explican la baja penetración de mercado que tienen los autos chinos a nivel local: por un lado, el comprador argentino es muy apegado a las marcas con más tradición en el país y, si bien rompe poco a poco el prejuicio, es reticente a aceptar algo nuevo; y por otro lado, está la caída general de ventas que afecta a todo el sector.

La Shineray X7
La Shineray X7

Desde Grupo Car One, distribuidor de las marcas Haval y Great Wall, que acaba de presentar también a Changan, destacan que hay una gran oportunidad en el mercado argentino. "La gama de modelos que se comercializan son tres SUV: H1, H2 y H6 Coupe y dos pick-ups, Wingle 5 y Wingle 6 con diferentes niveles de equipamiento y precios, que completará a futuro con nuevos productos", detallan desde esta empresa.

La empresa Great Wall Motors Company, dueña de las marcas Haval y Great Wall es una corporación que cotiza en las bolsas de Hong Kong y Shangai, cuenta con cuatro plantas de producción, más de 60.000 empleados y 30 subsidiarias en el mundo.

Changan Auto Company, por su parte, es hoy la empresa automotriz líder en producción y ventas de vehículos de China y una de las 15 empresas automotrices más grandes del mundo. Cuenta con más de 90.000 empleados y 12 centros de producción. Junto con Great Wall Motors Company, es solo una muestra de que, en mayor o menor medida, todas las automotrices chinas que arribaron al país se han convertido en gigantes de la industria.

Juan Deverill, director comercial de la División Automotriz del Grupo Car One, dice que irán paso a paso con Changan. "Comenzamos a comercializar dos modelos, el CS15 y el CS75, como un anticipo de lo que llegará en una segunda etapa, con el propósito de que la gente comience a descubrir esta nueva marca. Tenemos previsto lanzar proximamente toda la gama de Changan", afirma.

Camiones de la marca china JMC
Camiones de la marca china JMC

En materia de precios, en tanto, van desde los US$9000 hasta los US$33.000. En un punto medio se puede ubicar la H2 de Haval (una SUV, siglas en inglés de "vehículo utilitario deportivo"), con un valor de US$20.235,60; o la Wingle 5 DC 2WD STD de Great Wall, con un costo de US$20.018,25.

Marino, por su parte, precisa que el Shineray X30 Furgón tiene un precio de US$11.900, mientras que el Shineray SUB X 7 (de siete asientos) cuesta US$20.800.

Con una amplia gama de SUV (lo que más entra desde China y lo más demandado por el comprador local) y vehículos utilitarios, la marca JAC, fundada en 1964 y parte del top ten de la industria automotriz china desde 2009, exhibe modelos como el JAC S3 1.6 MT (U$S18.990) y el JAC 1.6 CVT Intelligent (U$S21.990). Además, entre los ocho modelos que comercializa acá, está el Utilitario JACX200 2.0 CS 6MT (U$S24.990).

El gerente general de JAC Motors Argentina, Diego Massa, se mostró muy optimista. "Estamos presentando una marca con más de 50 años de historia, que está primera en el ranking de exportadores de SUV en China y que tiene presencia global (América, Europa, Asia y África), con un listado de modelos que cubre todas las necesidades del mercado argentino", concluye.

Quizá la apuesta de las marcas chinas en la Argentina pueda resumirse en el pensamiento de Deverill, de Car One: "Sabemos que en algún momento el mercado local va a comenzar a despegar. Por eso, a pesar de la coyuntura, igual arrancamos y vamos andando, a una velocidad distinta a la que hubiésemos tenido en otro contexto, pero a un ritmo seguro".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?