Suscriptor digital

Buenos viajes: cinco destinos para descubrir en 2019

De Transilvania a Panamá, pasando por Zimbabwe, Patagonia e Italia, lugares para conocer en 2019
De Transilvania a Panamá, pasando por Zimbabwe, Patagonia e Italia, lugares para conocer en 2019
Pierre Dumas
(0)
30 de diciembre de 2018  

1. Una ciudad: Matera, Italia

Es la joya de la Basilicata, en el sur de Italia, y será Capital Europea de la Cultura a lo largo de todo 2019. Se la conoce como "la segunda Belén" y fue locación de películas bíblicas como La Pasión de Cristo, de Mel Gibson o El Evangelio según San Mateo, de Pier Paolo Pasolini.

Por su conformación, muchas veces se compara a Matera con un pesebre, al menos como los que se arman en Italia: con la reproducción a escala de pueblos renacentistas y las casitas sobre el flanco de las colinas en torno a una iglesia en la parte más alta del paisaje.

Pero Matera también es conocida por los Sassi, las casas trogloditas talladas en la toba volcánica y habitadas hasta los años 50. Son parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad y forman un laberinto de viviendas superpuestas conectadas entre sí.

El material sacado de la montaña se usaba para construir fachadas. Así se conformó uno de los pueblos más singulares del planeta. Luego de un tiempo de abandono, los Sassi fueron restaurados y se convirtieron en el mayor atractivo de Matera. Algunos se transformaron en hoteles y hospedajes, y otros en galerías de arte o restaurantes.

Además de los Sassi, Matera tiene una acrópolis con un duomo (catedral) del siglo XIII. Hay varias iglesias más tardías de estilo barroco diseminadas por el pueblo, en el que las casas son en su mayoría del Renacimiento. En el vecino Parque Arqueológico Histórico Natural de la Murgia hay iglesias rupestres y huellas de asentamientos prehistóricos. El programa europeo de la cultura empezará el 19 de enero con conciertos y fanfarrias por las callejuelas entre los Sassi.

2. Un destino cultural: Transilvania, Rumania

Combina turismo natural con cultural
Combina turismo natural con cultural

Durante buena parte del siglo XX, Rumania corrió de desgracia en desgracia y la última fue la peor de todas bajo la sangrienta dictadura de los esposos Ceaucescu. Luego de su incorporación a la Unión Europea, el país cura poco a poco sus heridas y se convierte en un destino de turismo incipiente en el este del viejo continente.

La región montañosa central de Transilvania es uno de los últimos rincones europeos donde se vive bajo costumbres ancestrales en pueblos construidos en torno a iglesias fortificadas y castillos como el de Bran (asociado a la leyenda de Drácula, el monstruo creado por Bram Stoker a partir de la figura histórica de los voivodas Vlad Dracula y su hijo Vlad Tepes el Empalador).

Los primeros viajeros fueron atraídos por ese mito y abrieron el camino a otros que buscan también conocer los paisajes de los Cárpatos, los viñedos y las bodegas, las distintas culturas locales (además de rumanos viven minorías húngaras, eslavas, gitanas y alemanas) o en pos de la música regional de los tarafs.

Gracias al turismo se pudo empezar a restaurar el patrimonio de la región, que el régimen comunista planificaba destruir en pos de la construcción de un país nuevo. Algunos pueblos figuran en el Patrimonio de la Humanidad, como Viscri (su iglesia fortificada es la más vistosa de todas) y varios castillos fueron transformados en hoteles.

Transilvania es una región de turismo natural, como permite suponer su nombre, pero también cultural. Organiza muchos festivales a lo largo del año. En cine hay para todos los gustos: cortos, documentales, comedias y hasta un festival gay (en Cluj-Napoca). En cuanto a música: Festivalul Plai de Timisoara y Península de Târgu Mures se han convertido en los principales acontecimientos de Transilvania. Hay también eventos de jazz, música clásica, teatro, marionetas y espectáculos históricos. La región se puede recorrer en auto, en bici o gracias a circuitos temáticos que organizan las agencias locales.

3. Un destino natural: Zimbabwe

Durante muchos años, el país africano vivió una situación muy complicada bajo la eterna y controvertida presidencia de Robert Mugabe. Luego de la transición política, se volvió a reorganizar turísticamente; sobre todo en la región de las Cataratas del río Zambe-ze, las famosas Victoria Falls.

Junto a las del Iguazú son las caídas de agua más escénicas del mundo, compartidas entre Zimbabwe y Zambia. Surgen en medio de un parque natural donde se realizan safaris para ver la fauna africana pero sobre todo los big five (el león, el búfalo, el elefante, el rinoceronte y la pantera).

Lo mismo se puede ver en el vecino parque nacional Hwange, donde se protege a un centenar de especies de mamíferos y a 450 de aves. Pero desgraciadamente esta área protegida aparece regularmente en las noticias por casos de caza furtiva de elefantes y leones.

Desde el regreso del país a la escena turística, el otro imperdible es Gran Zimbabwe, la única ciudad amurallada y fortificada de África subsahariana. Fue construida entre los siglos XIII y XV, antes de la llegada de los primeros europeos a la región. Sus murallas, su torre defensiva y las ruinas de sus casas forman un caso único que sigue develándose a medida que avanzan los estudios y las campañas arqueológicas.

El país se fue normalizando durante 2018 luego de décadas en las cuales el turismo internacional estuvo muy limitado. Los argentinos necesitan una visa para ingresar en Zimbabwe. Son visas de tránsito o de turismo, de 3 o 90 días, que cuestan entre US$30 y US$55 y se pueden conseguir en la frontera. Es obligatorio el certificado de vacuna contra la fiebre amarilla. El único consulado de Zimbabwe en América Latina está en Brasilia. zimbrasi-lia@uol.com.br.

4. Una aventura: la Amistad, Panamá

El PILA (Parque International La Amistad) es la mayor reserva natural de Mesoamérica, compartida entre Panamá y Costa Rica
El PILA (Parque International La Amistad) es la mayor reserva natural de Mesoamérica, compartida entre Panamá y Costa Rica

En el oeste del país istmeño, cerca de su frontera con Costa Rica, está una de las regiones menos exploradas y conocidas del mundo. Allí se siguen encontrando nuevas especies de plantas y animales en valles y montañas cubiertas por la nuboselva, un ecosistema tropical cercano al de las yungas del noroeste argentino. El PILA (Parque International La Amistad) es la mayor reserva natural de Mesoamérica, compartida entre Panamá y Costa Rica.

Se recorre gracias a varios senderos que atraviesan las regiones accesibles del parque, empapados por arroyitos en medio de bosques envueltos la mayor parte del año en densas neblinas. El mejor punto de acceso es desde Boquete, en el oeste de Panamá, donde todo es mucho más económico que en los destinos de playa o la ciudad capital.

En toda la región las comunidades indígenas conviven con descendientes de colonos suizos y escandinavos que se instalaron luego de la obra del canal. En todo momento, el volcán Baru domina los paisajes desde sus 3500 metros de altura. Durante las salidas de trekking por el parque se ven muchas aves (varias especies de colibríes), mariposas y sobre todo perezosos, los animales más emblemáticos del PILA. Los vistosos quetzales son más difíciles de avistar.

Los senderos son de nivel intermedio debido a los desniveles y la humedad de los suelos. Hay otras visitas en la misma región en torno a Boquete, como la plantación cafetera Lérida, fundada por un colono noruego y donde se produce uno de los cafés más caros del mundo (se vende casi exclusivamente en Japón pero se puede probar en la finca). Para alojarse, el hotel Panamonte, fundado por suecos , propone la habitación de su huésped más famosa, Ingrid Bergman. Cerca de Boquete, pero del otro lado del volcán Baru, el sitio de Barriles conserva vestigios de una civilización misteriosa. Para excursiones en la región de Boquete y el PILA: www.boqueteoutdooradventures.com

5. Una opción cercana: Parque Nacional Patagonia

Las localidades más cercanas para alojarse son Perito Moreno y Los Antiguos
Las localidades más cercanas para alojarse son Perito Moreno y Los Antiguos

Es una de las áreas protegidas más nuevas de la Argentina -se creó en 2015- y abarca una parte importante de la Meseta del lago Buenos Aires, en cuyas lagunas nidifica el macá tobiano, un ave endémica en peligro de extinción.

En 2019 dará que hablar porque ampliará su superficie gracias a la donación de las tierras del actual Portal La Ascensión, uno de los ocho accesos a la zona, donde funcionan un centro de servicios y el punto de partida de varios senderos de caminata, entre ellos los que van al cerro La Calle y a las orillas del lago Buenos Aires (el segundo más grande de Sudamérica después del Titicaca).

Además en enero se inaugura otro acceso al Parque Patagonia (como se conoce el área protegida que rodea, pero aún no forma parte del Parque Nacional, aunque todo se visita en conjunto): el nuevo portal Cañadón Río Pinturas, desde donde se recorren más senderos, entre ellos el espectacular Tierra de Colores.

También se puede accede a la Cueva de las Manos, protegida en un parque provincial y uno de los principales sitios arqueológicos de nuestro país, famoso por las manos pintadas en negativo, junto a escenas de caza y figuras abstractas.

Las principales localidades cercanas para alojarse son Perito Moreno y Los Antiguos, famosa por las cerezas, cuya fiesta nacional se celebra en el mes de enero. La mejor manera de llegar es vía Comodoro Rivadavia, recorriendo luego en vehículo alguna de las dos rutas transversales que cruzan la Patagonia desde la costa a la cordillera. Es uno de los mejores lugares del país para avistar guanacos, choiques, cóndores y pumas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?