Suscriptor digital

Vuelta de página: el campo da pelea pese a los golpes del clima y los vaivenes económicos

Los productores tienen buenas expectativas en la campaña de gruesa para 2019
Los productores tienen buenas expectativas en la campaña de gruesa para 2019 Crédito: Shutterstock
Josefina Pagani
(0)
29 de diciembre de 2018  • 13:00

Un cultivo crecido en condiciones dantescas: meses de sequía durante el desarrollo y llenado del grano; precipitaciones durante la recolección. Vuelta a las retenciones. Apertura de mercados. Los hechos que marcaron al sector agropecuario argentino se entrelazan como cuentas de un collar en un 2018 al que no le faltó ni le sobró nada.

Pero según los especialistas habrá una de cal y una de arena: para 2019 hay esperanzas en una buena cosecha, en cantidad y calidad, si el clima acompaña, mientras se espera por más aperturas de mercados.

Cronológicamente, en enero, luego de las inundaciones que impedían que en algunas zonas las sembradoras pudieran entrar en los campos, las precipitaciones se cortaron de manera abrupta. A comienzo de mes, el dólar rondaba los $19. En abril llegaron las lluvias generalizadas y el campo comenzó a respirar. Según los especialistas, se atravesó la mayor sequía en 50 años.

Tras la peor sequía de los últimos 50 años y las dificultades del contexto, el agro buscó recuperarse
Tras la peor sequía de los últimos 50 años y las dificultades del contexto, el agro buscó recuperarse Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

Durante mayo, un temporal de 20 días en gran parte de la pampa húmeda afectó la calidad de la soja, con problemas de chauchas abiertas y brotado. Pero la ganadería trajo buenas noticias: se firmó un protocolo con China para ampliar las exportaciones de carne vacuna y se oficializó la apertura de Japón para carne ovina y bovina de la Patagonia.

En julio finalmente se conocieron los números de la gruesa: la cosecha de soja cerró con un volumen de 36 millones de toneladas, lo que implicó una caída del 37,4% respecto de lo recolectado en 2017, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

A ese golpe se sumó otra mala noticia: en septiembre el Gobierno decidió reducir en soja la tasa de retención del 25,5 al 18%, pero en forma paralela aplicó un tributo adicional de $4 por dólar exportado que llevó la tasa efectiva a un nivel de entre el 28 y el 29%, según el valor de la divisa norteamericana. El 28 de septiembre ocurrió un cimbronazo: el dólar llegó al pico de $41,89. La devaluación pegó de lleno en aquellos sectores del agro con insumos dolarizados.

El año cerró con una buena noticia en materia cárnica: Estados Unidos formalizó la reapertura para la carne argentina tras 17 años.

Balances y perspectivas 2019

Cierra el año para el campo y surgen nuevas esperanzas para 2019. "Estamos entusiasmados con lo que se logró este año", dijo a LA NACION el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere. Explicó que el objetivo para el nuevo año será "profundizar lo que se viene haciendo".

Desde la cartera destacaron que durante 2018 se redujeron más de 1400 aranceles y se eliminaron más de 725 normas con el objetivo de desburocratizar el sector. Además, se conformaron más de 30 mesas de competitividad, se abrieron más de 166 mercados y las exportaciones de carne bovina crecieron un 71%.

"La Argentina produce lo que el mundo quiere y necesita: alimentos, energía y fibras. El objetivo es que esos sectores nacionales tengan las mismas condiciones que los competidores y puedan llegar a precios similares a todas las góndolas del mundo", explicó Etchevehere.

Durante 2018 se abrieron más de 166 mercados
Durante 2018 se abrieron más de 166 mercados Fuente: LA NACION

El ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís , reconoció que fue un año con una "macroeconomía compleja", pero que el campo comenzó a recuperarse con una buena cosecha fina y con la siembra de granos gruesos. "Hay segmentos de las economías regionales que comienzan a recuperarse, como ovinos y miel, y buscamos que suceda lo mismo con aquellos sectores como la horticultura, la lechería, los porcinos y la avicultura", afirmó.

Además, agregó: "La gobernadora [María Eugenia Vidal] nos pide estar cerca de la gente. El 80% de nuestro tiempo es estar con los productores. Vamos a trabajar con un fuerte compromiso hacia todos los actores de la cadena en 2019, que, lo que no es menor, va a ser electoral", concluyó.

Para ampliar el panorama de las pérdidas del sector por el clima, Agustín Tejeda, economista jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, afirmó que la sequía finalizó con 28,7 millones de toneladas menos de las estimadas en el inicio del ciclo.

"En términos agregados, solo los impactos directos de la sequía le costaron a la Argentina un punto de crecimiento de su PBI en 2018. A pesar de ello, las perspectivas para la nueva campaña son optimistas", afirmó.

La Bolsa de Comercio de Rosario calculó que se perdieron 7500 millones de dólares de Ingresos Brutos por la sequía
La Bolsa de Comercio de Rosario calculó que se perdieron 7500 millones de dólares de Ingresos Brutos por la sequía Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

El profesional destacó que el escenario favorable de precios y las mejores condiciones climáticas permitieron sembrar una superficie récord. "Si el clima acompaña, podríamos alcanzar un volumen superior a los 125 millones de toneladas de granos", explicó.

Por su parte, Julio Calzada, especialista de la Bolsa de Comercio de Rosario, precisó que por la sequía el campo perdió 7500 millones de dólares de ingresos brutos, mientras que la Argentina resignó un ingreso de divisas por exportaciones de 8000 millones de dólares.

"Otra mala noticia es el aumento de los derechos de exportación (DEX) del complejo sojero y su reinstalación en los productos agrícolas y ganaderos. Si bien el nuevo tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2020, nadie puede asegurar que luego de esa fecha no se sigan aplicando. Considero que en 2019 se abrirán más mercados para las carnes argentinas y que otro sector que va a crecer fuerte será el de la producción porcina."

Año electoral

Matías de Velazco, presidente de Carbap, destacó que tanto los gobernantes como los economistas reconocieron que la crisis de 2018 tuvo su origen en la sequía. "Tiene que haber un cambio en la concepción que tienen los políticos sobre el sector: deben dejar de mirarlo solo para quitarle dinero y potenciarlo para sacar el país adelante. Tanto el Presidente como los gobernadores deben dar indicios claros de que les interesa la producción", recalcó.

En tanto, Francisco Lugano, presidente de CREA, explicó: "Cerramos una cosecha de trigo muy buena en la que el agua no afectó, salvo en algunas zonas del sur del país, donde las heladas tardías condicionaron el rendimiento. Tenemos todas las expectativas en la campaña gruesa y ojalá que el clima acompañe. En cuanto al ánimo de los productores, vamos a estar muy atentos a todas las señales que puedan desarrollarse en el mercado".

¿A quién votará el productor argentino? Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, aventura un pronóstico: "En una eventual segunda vuelta entre Cristina Kirchner y Mauricio Macri, no hay duda de que la mayor parte del campo volverá a votar por el Presidente aunque la situación económica sea difícil. El campo es uno de esos sectores que aunque habiendo surgido disconformidad no tienen por opción votar a Cristina. Solo si la segunda vuelta se diera entre Cambiemos y un candidato que no fuera Cristina el voto del campo por Macri podría disminuir", agregó.

Más allá de los gobiernos, la economía, la rentabilidad o el quebranto, de día y de noche, domingos o feriados, sobre bajos y lomas, el campo sigue trabajando.

El retroceso de las retenciones

Fue un año movido para las asociaciones agropecuarias. Hubo encuentros, desencuentros, llamadas telefónicas de madrugada y discusiones de último momento con funcionarios del gobierno nacional de todas las jerarquías.

Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina, reconoció que la vuelta a las retenciones fue un "retroceso". "Para 2019 resulta imprescindible mejorar la competitividad y combatir la inflación", recalcó.

Por su parte, Dardo Chiesa, titular de Confederaciones Rurales Argentinas, afirmó: "El sector, que es el único que genera divisas genuinas, está esperando que la macroeconomía reaccione y que bajen las tasas de interés, la presión impositiva y que la economía se empiece a normalizar. Hoy la macro condiciona todo".

Por último, Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, explicó que el campo perdió rentabilidad y competitividad al "cambiarse las reglas de juego abruptamente". "No hubo previsibilidad en la quita de reintegros y tampoco en las retenciones: las economías regionales terminaron en rojo. Mientras no se modifique la situación financiera y la presión impositiva, desde la entidad no vemos un 2019 con buenos ojos", concluyó.

La balanza del sector durante 2018

Sequía y lluvias

A comienzos de 2018, el tiempo le jugó una mala pasada al campo. Según profesionales, fue la mayor sequía en 50 años. La Bolsa de Comercio de Rosario calculó que se perdieron 7500 millones de dólares de Ingresos Brutos.

Retenciones

El Gobierno decidió reducir para la soja la tasa de retención del 25,5 al 18%, pero en paralelo aplicó un tributo adicional de $4 por dólar exportado que llevó la tasa efectiva a un nivel de entre el 28 y el 29%, según el valor de la divisa.

Tipo de cambio

En 2 de enero de 2018, el dólar rondaba los $19. En abril, la divisa cotizaba a $25,5. El 28 de septiembre, llegó a un pico de $41,89. La devaluación pegó de lleno en los segmentos agropecuarios con insumos dolarizados

Nuevos mercados

Desde Agroindustria confirmaron que durante 2018 se abrieron más de 166 nuevos mercados: con China, por ejemplo, se acordó la exportación de carne bovina enfriada y congelada con y sin hueso, ovina y caprina.

Ganadería

A fines de noviembre, Estados Unidos formalizó la reapertura de su mercado para la carne bovina argentina y se concretó la primera exportación luego de 17 años. En 2019 podrían abrirse otros mercados como Japón y Corea del Sur.

La ganadería tuvo un buen nivel de exportaciones de carne, con ventas que crecieron un 71% este año
La ganadería tuvo un buen nivel de exportaciones de carne, con ventas que crecieron un 71% este año Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?