Suscriptor digital

Uruguay y la marihuana

(0)
29 de diciembre de 2018  

En una reciente nota de opinión, el expresidente de Uruguay Julio María Sanguinetti realizó un pormenorizado resumen sobre la experiencia uruguaya referida a la legalización de la producción y comercialización de la marihuana, proceso que inició el presidente José Mujica en 2013 y que se puso en marcha tres años después en la presidencia de Tabaré Vázquez.

Como ocurre en casi todos los países, incluso en el nuestro, la percepción del riesgo de drogas en general y el de la marihuana en particular sigue en franco descenso. El presidente Vázquez, preocupado por la situación, reunió a los integrantes de la Junta de Drogas y la Academia Nacional de Medicina para actualizar la problemática del consumo de estupefacientes en el vecino país.

Los académicos en Medicina le hicieron saber que inequívocamente la marihuana produce un gran daño cerebral: "Los estudios del metabolismo cerebral muestran alteraciones importantes que significan un daño neuronal", sostuvieron. A similares conclusiones llegó la Academia Nacional de Francia, entre otras.

Según encuestas oficiales realizadas en Uruguay, 6 de cada 10 estudiantes piensan que el consumo de marihuana carece de riesgos, y solo 1 de cada 10 reconoce en ella un gran riesgo. En esa franja etaria el consumo creció del 8,4% en 2003 al 19,8% en 2016, con una tendencia ascendente. Además, y según el Instituto de Regulación y Contralor del Cannabis (Ircca), ya son 31.000 los usuarios autorizados a comprar en las 17 farmacias habilitadas a vender el producto, sobre un total de unas mil que se han resistido a sumarse a la iniciativa.

Las autoridades calculan que hay 147.000 personas que consumen al menos una vez al año cannabis en Uruguay. Según un estudio francés presentado en 2017, el consumo de marihuana aumentó a partir de la legalización. "Todos los indicadores de consumo de marihuana han aumentado", incluso entre los adolescentes, reveló la investigación. No obstante, la mayor suba se dio entre los adultos mayores de 25 años.

Por otro lado, los defensores de la legalización han esgrimido que con ella se le quita parte del mercado a las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico y se mejoran los índices de seguridad. Según Monitor Cannabis, el observatorio uruguayo que analiza la evolución de la marihuana en el país tras su legalización, actualmente el 50% del consumo se hace por vía legal. La otra mitad sigue en manos del narcotráfico.

Datos no oficiales del primer semestre de 2018 apuntan a un claro aumento de los asesinatos, ya que en los primeros seis meses se han registrado 215 frente a los 131 en el mismo período del año anterior. De confirmarse la tendencia, se trataría de un aumento histórico, según la organización privada Fundapro. El Ministerio del Interior no ha publicado sus cifras, pero reconoce que la violencia ha aumentado este año.

Conforme estadísticas oficiales, en todo 2017 fueron asesinadas 283 personas, mientras que el año anterior hubo 268 homicidios, en un país de 3,4 millones de habitantes.

En Montevideo, la zona donde se registraron más hechos de violencia, las autoridades reconocen que alrededor del 45% de los homicidios tuvieron que ver con peleas por el control de territorio entre narcotraficantes.

En momentos en que en diferentes países se extiende la tendencia a legalizar la marihuana con fines recreativos, la experiencia recogida por las autoridades uruguayas debe ser considerada con atención para evitar consecuencias no queridas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?