Suscriptor digital

El desgarrador testimonio de Carolina Papaleo sobre la violencia de género

La actriz y panelista de Incorrectas contó cómo fue la dura relación con el padre de su hijo
La actriz y panelista de Incorrectas contó cómo fue la dura relación con el padre de su hijo Crédito: Captura de TV
(0)
29 de diciembre de 2018  • 15:19

Hasta hace un tiempo, Carolina Papaleo era una de las actrices que apoyaban mediáticamente Juan Darthés. Sin embargo, este año todo cambió. Según la actriz, distintos testimonios de personas que trabajaron con el actor acusado de acoso, abuso y violación la llevaron a cambiar su postura. Además, este año compartió elenco con Calu Rivero - la primera denunciante del protagonista de Simona- y esa cercanía también la habría hecho recapacitar.

Lo cierto es que la semana en la que el colectivo de Actrices Argentinas acompañó a Thelma Fardin en la conferencia de prensa en la que reveló que había denunciado penalmente al actor, Papaleo fue una de las voces cantantes en la pantalla de América. Esta semana, la hija de Irma Roy dio un paso más allá y contó su propia historia. Lo hizo en Incorrectas, el programa conducido por Moria Casán del que es panelista.

A propósito de la denuncia por violación de Fardin, Papaleo afirmó que fue sometida a difíciles situaciones de maltrato por parte de su exmarido, Mario Río, el padre de su hijo Matías. Sin nombrarlo, expresó: "Lo que yo sufrí fue el matrimonio con el padre de mi hijo. Empezó con una escena de celos de él. Primero que mi familia, después que mis amigos, la facultad... La última gota que derramó el vaso fue cuando haciendo una temporada en Carlos Paz, me dijo: 'Si tu mamá no se va, vos no estrenás'. Me decía: 'Si yo bajo y tu mamá está todavía en la casa, te tiro al pibe desde el décimo piso".

Entonces, contó, le pidió a su madre que se fuera y le pidió a sus amigas que la ayuden a sacarse "a este tipo de encima". Para conseguirlo, idearon un plan: "Que yo me quedara modosita, que hiciera como que le creía todo, porque cuando él empezaba a enloquecer, yo bajaba".

La protagonista de Una voz en el teléfono confesó que en algún momento creyó que iba a terminar muerta. "Como a mi casa venían mis amigas y la pasábamos bárbaro, él me llamaba y me decía que iba a incendiar la casa conmigo, el nene y los demás adentro. Llegó a decirme que me iba a desfigurar, que nunca más iba a poder trabajar", reveló.

"Como sabía que él se movía por lo económico, le dije que le regalaba el auto, y que pusiéramos a la venta la casa que era mía para darle la mitad. La condición era que me dejara ir", contó. Así, logró dejar aquella casa e instalarse en la de su madre, pero según la actriz, la pesadilla continúo.

"Vino y me sacó el chico. No volví, porque sabía que si lo hacía, iba a terminar muerta", recordó la actriz y confesó que llegó a contratar un detective para que siguiera los movimientos del padre de su hijo. Así, se enteró que mientras él le decía que estaba manejando por la ruta y que no iba a ver más a Matías, en realidad estaba conduciendo por Avenida Libertador, camino a un gimnasio que habían abierto juntos.

"Tuve que hacer la denuncia por violencia de género. El estaba en el gimnasio y había puesto al bebé rodeado de patovicas. No lo quería entregar. Entonces, se acercó el hombre del juzgado y le dijo que si no entregaba al chico, iba preso. En ese momento se le puso una perimetral y me llevaron el bebé al auto", rememoró.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?