Suscriptor digital

Trump y Xi avanzan en una salida a la guerra comercial

Ambos líderes anunciaron "grandes progresos" en las negociaciones para terminar con el conflicto arancelario
Ambos líderes anunciaron "grandes progresos" en las negociaciones para terminar con el conflicto arancelario Fuente: Archivo
(0)
30 de diciembre de 2018  

WASHINGTON.- En medio de una desaceleración económica global que aterra a los mercados, las negociaciones entre Estados Unidos y China , enfrentados desde marzo pasado en una guerra comercial que hizo estragos en el crecimiento mundial, comienzan a mostrar "progresos", según coincidieron ayer los líderes de las dos grandes potencias tras sostener una conversación telefónica.

"Acabo de tener una larga y muy buena llamada con el presidente Xi de China. El acuerdo avanza muy bien. Si se concreta, será muy abarcativo, cubriendo todos los temas, las áreas y los puntos conflictivos. ¡Estamos haciendo un gran progreso!", tuiteó el presidente norteamericano, Donald Trump , en un alto de una serie de mensajes en los que culpaba a los demócratas de la paralización parcial del gobierno federal, que ayer cumplió su octavo día.

Los dos presidentes quieren alcanzar "un progreso estable" en sus relaciones, señaló a su vez el líder chino, Xi Jinping , citado por los medios estatales del gigante comunista.

Ambos países libran una guerra comercial con una escalada de aranceles que perjudicó seriamente el flujo de bienes por un valor de cientos de miles de millones de dólares entre las dos naciones.

Pero la relación bilateral dio un giro desde que Xi y Trump acordaron una tregua de 90 días cuando se encontraron en diciembre en la Argentina, una vez finalizada la Cumbre del G-20 en Buenos Aires.

Los medios chinos citaron a Xi diciendo que los equipos de los dos gobiernos ya trabajan en la implementación de un consenso alcanzado con Washington. Y subrayaron que Pekín espera que ambas partes puedan encontrarse en un "punto medio" y lograr un acuerdo que sea mutuamente beneficioso lo más pronto posible.

Mientras libran su guerra de aranceles, el magnate republicano y líder comunista terminan el año con dificultades en sus frentes internos. Trump está enzarzado en una disputa con los demócratas sobre la ley de presupuesto, que a falta de acuerdo tiene paralizada en parte a las agencias federales y que obligó a la suspensión por tiempo indefinido y sin goce de sueldo de cientos de miles de empleados públicos.

"Estoy en la Casa Blanca esperando que los demócratas vengan a hacer un trato", escribió Trump. El Congreso, controlado por los republicanos, está cerrado durante el fin de semana y pocos legisladores se encuentran en la capital, con lo cual no habrá acuerdo al menos en los próximos días.

La paralización comenzó cuando se agotó el financiamiento de varias agencias federales. El Congreso debe aprobar un proyecto de ley para restablecer ese flujo de dinero, pero hasta ahora no lo hizo por la disputa sobre la exigencia de Trump de que se incluyan 5000 millones de dólares para financiar el muro que quiere construir en la frontera.

Los demócratas rechazan de manera tajante endosarle el cheque que exige Trump para erigir el muro con México, una medida que ven inadmisible y le ofrecieron, en cambio, una partida menor para reforzar la seguridad por otros medios.

Por su parte el gobierno chino enfrenta una situación económica compleja. Este año se reveló negro para las bolsas chinas, carentes de confianza y optimismo, lo que produjo severas pérdidas en los mercados de la segunda economía mundial, con caídas entre el 14% y el 33%. "El mercado chino es el de menor rendimiento entre las plazas emergentes", dijo Gui Haoming, analista del instituto de investigación SWS Research.

Los expertos sostienen que la evolución de las bolsas estará directamente relacionada con las negociaciones entre Pekín y Washington para enterrar definitivamente el hacha de la guerra comercial.

"La bolsa dependerá en gran medida de los progresos" en las conversaciones para poner fin a la escalada arancelaria, advirtió la economista Iris Pang, de la firma ING. "Si la tregua termina de forma negativa, y hay represalias, los mercados volverán a caer", agregó la analista sobre el impasse que fijaron Trump y Xi durante la cumbre en Buenos Aires.

Otro ataque a los demócratas

El presidente Donald Trump responsabilizó ayer a los demócratas por la muerte de dos chicos guatemaltecos bajo custodia de la patrulla fronteriza estadounidense.

"Cualquier muerte de niños u otras personas en la frontera es estrictamente culpa de los demócratas y de su patética política migratoria que permite a las personas hacer el largo viaje pensando que pueden ingresar ilegalmente a nuestro país", escribió en Twitter.

"No pueden. Si tuviéramos un muro, ¡ni siquiera lo intentarían!", agregó el jefe de la Casa Blanca.

Agencias AFP, DPA y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?