Suscriptor digital

Pese a los daños por granizo en algunas zonas, las últimas lluvias le dieron un envión a la campaña agrícola

Maíz en desarrollo en la zona de Lobería
Maíz en desarrollo en la zona de Lobería Crédito: Twitter @SantiagoRR
Fernando Bertello
(0)
2 de enero de 2019  • 18:05

Las lluvias de los últimos días, que dejaron acumulados de hasta 100 mm por ejemplo en el sudeste y el sudoeste bonaerense y algo menos en otros lugares de la pampa húmeda, le dieron un envión a la campaña agrícola 2018/2019 que, según previsiones privadas y oficiales, sería récord tras la sequía del año pasado.

En 2018, la falta de agua hizo perder 30 millones de toneladas entre soja y maíz. Para el Gobierno, ahora se alcanzarán los 140 millones de toneladas, lo que representaría un máximo histórico. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en tanto, prevé una producción de 125,9 millones de toneladas. La diferencia entre ambos datos está en que el Gobierno suma maíz para forraje al cálculo y otros cultivos que la Bolsa de Cereales porteña no incorpora en el análisis.

Hasta la semana pasada, a nivel nacional se había sembrado el 83,3% de la superficie con soja y el 73% de la del maíz. Además, la recolección del girasol rondaba el 7,9% del área y en el caso del trigo ya se habían cosechado 15 millones de toneladas, quedando cuatro millones de toneladas por levantar, la mayoría en el sudeste y el sudoeste bonaerense, donde el avance de la cosecha se ubicaba en torno del 40 por ciento.

Con diciembre marcando lluvias superiores a lo normal en varias zonas productivas (en Santa Fe hubo 100 mm más de lo normal para ese mes, según el INTA), en los últimos cinco días se registraron precipitaciones que tuvieron foco en la provincia de Buenos Aires, pero también regaron parte de La Pampa, Córdoba y Entre Ríos. Además, en los próximos meses seguirían las precipitaciones que permitirían ir consolidando la cosecha.

"Fueron lluvias que ocurrieron en todas las zonas agrícolas y son beneficiosas. La perspectiva es que en enero y febrero continúen con buena frecuencia", dijo Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA. El domingo y el lunes próximos volverían las lluvias en toda la región pampeana, con "importantes milímetros" en la zona agrícola núcleo, esto es en Córdoba y en Santa Fe. En tanto, para el sur bonaerense habría condiciones para que pueda continuar la cosecha de trigo ahora frenada por las precipitaciones. Después, entre el 10 y el 15 habría otro frente con más precipitaciones en el centro y en el norte de la región pampeana.

"El panorama global es favorable si queremos llegar a una cosecha récord. El año pasado a esta altura estábamos empezando a transitar la sequía y ahora venimos con una mejor condición (de humedad), en algunos casos con excesos. Entrar a enero con buena humedad es alentador", señaló Esteban Copati, jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Desde la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, María Elena Antonelli, analista de la entidad, coincidió en que la situación climática para el sector es "muy buena". Sin embargo, se han venido registrando diversas adversidades como los eventos de granizo. Anteayer granizó en lugares de Tres Arroyos, Coronel Pringles y Coronel Dorrego afectando a cultivos de trigo que estaban a punto de cosechar.

Al respecto, no solo se registró la caída de granizo, sino vientos de 100 kilómetros y acumulados de lluvias de 100 mm en los últimos días. "Estas adversidades climáticas están poniendo en riesgo la recolección del trigo", alertó Antonelli.

Soja creciendo en la zona de Lobería
Soja creciendo en la zona de Lobería Crédito: Twitter @SantiagoRR

En la región de influencia de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca ya terminó la cosecha de cebada con un rinde promedio de 3900 kilos, por encima de los 3400 kilos del año pasado.

En el caso del trigo, la recolección ya debería ir por el 80%. Sin embargo, por los últimos eventos de lluvias está en el 40 por ciento.

Copati remarcó que hay productores que la están pasando mal ya sea porque perdieron el trigo a días de la cosecha o porque por excesos hídricos tuvieron que resembrar soja implantada. Pese a esto, en trigo la Bolsa de Cereales porteña mantiene en 19 millones de toneladas su proyección de cosecha, récord contra los 17,75 millones de toneladas del ciclo pasado. Sobre el granizo, Copati indicó: "Hubo pérdidas muy importantes, pero localizadas, no generalizadas".

Recordó que sobre la previsión de cosecha de trigo hay cuatro millones de toneladas que faltan recolectar, básicamente en el sudoeste y el sudeste bonaerense.

Por otra parte, por los excesos hídricos la situación es complicada en el extremo norte de Santa Fe. Desde hace 20 días hay zonas con importantes anegamientos. Allí ya cayeron 500 mm cuando la media anual es de 750 mm.

Con la colaboración de José E. Bordón desde Santa Fe

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?