Suscriptor digital

El dólar cerró con otra baja y vuelve a acercarse al piso que habilitaría la intervención del Central

Guido Sandleris, presidente del Banco Central
Guido Sandleris, presidente del Banco Central Fuente: Archivo
Javier Blanco
(0)
3 de enero de 2019  • 19:18

El dólar registró hoy su cuarta baja consecutiva con lo que ratificó una tendencia que, de mantenerse, lo llevaría a "tropezar" con el piso de la zona de no intervención en algunas ruedas más.

La divisa cerró para la venta mayorista a un precio promedio de $37,45, en tanto que quedó ofrecido a $38,51, es decir, con retrocesos de 20 y 23 centavos en cada segmento de mercado.

De este modo, su cotización quedó solo 0,66% por encima del valor ($37,189 para ayer y $37,212 para hoy) que habilitaría al Banco Central (BCRA) a ponerse del lado comprador del mostrador para adquirir hasta US$50 millones por día, en un intento por sostener su cotización.

Se repite así una situación por la que el mercado ya pasó entre finales de octubre y la primera parte de noviembre, hasta que quedó en claro que ni el BCRA ni el FMI querían que se aplique la cláusula que habilita la intervención para sostenerlo, por temor al impacto que esa inyección de pesos (por entonces estaba estipulado que compraría hasta US$150 millones por día) podría tener en el resto de los objetivos del plan de estabilización, ya que significaba volcar a plaza a razón de $5500 millones por día.

A esto se agregó una resolución del BCRA (Comunicación "A" 6595) que impuso un encaje del 23% a los fondos que ingresen dólares al país por menos de 30 días o del 17% para quienes los dejen menos de 59, una medida que desalentó las renovadas apuestas al carry trade que estaban haciendo los bancos extranjeros (pasando los pesos a dólares para suscribir Letras de Liquidez a 7 días que pagaban tasas del 70% anual) y surgió cuando el dólar había quedado a sólo 0,2% de tocar el piso de la banda.

Para el analista financiero Salvador Di Stefano, el dólar "vive besando el piso" de la zona de no intervención, pero, esta vez, va a terminar con los amagues. "Me parece que este verano la va a perforar", vaticinó por Twitter. Para Fernando Izzo, de ABC Mercados de Cambios, esto incluso podría ocurrir "desde mañana".

Di Stefano cree que, antes que lanzarse a comprar reservas, el BCRA debería generar las condiciones para que la tasa de interés, que se mantuvo todo diciembre por encima del 59% anual (pese a que perdió la garantía "oficial" que la mantenía en 60%), caiga más rápido para ir hacia un nuevo equilibrio con el billete. En ese sentido, no duda de que "esto provocaría que el dólar suba un poco, pero no parecer ser lo que quiere el Gobierno".

Para el economista Gabriel Caamaño, del Estudio Ledesma, parte de la debilidad regional del dólar deriva de la "fortaleza del real brasileño", en un mercado que parece estar en el "pico" de su romance con la administración Bolsonaro, como a fines de 2016 y buena parte del 2017 lo estuvo con la administración Macri. Por esa vía también se contagia una revalorización del peso argentino que, vale recordar, resultó ser la moneda más devaluada en 2018.

Para el operador Gustavo Quintana, también "la cuarta baja consecutiva de la divisa en la plaza mayorista mantiene activas las expectativas de alguna incursión oficial para detener su caída", en especial porque el nuevo esquema de ajuste de la zona de no intervención cambiaria (que bajó su ritmo de indexación del 3% al 2% mensual desde el miércoles, puede facilitar esa situación.

Otro factor que incide en la baja del dólar es la sostenida absorción de pesos que realizó en las últimas jornada el Banco Central (BCRA), lo que hace que hace que haya menos dinero "ocioso" en plaza. Por caso, ayer, aunque le vencían 118.270 millones en Leliq, el BCRA colocó entre bancos $151.371 millones (a tasa promedio del 59,41% anual), con lo que solo de mantener constante la oferta de pesos hasta fin de mes estaría "sobrecumpliendo por $40.000 millones en el promedio mensual de base monetaria su meta", estimó Caamaño.

Así evalúa que "compró margen para bajar la tasa en lo que resta del mes" aunque habrá que ver si se anima a hacerlo.

Otra vez cerca del límite

  • 0,6 por ciento: Es la distancia que separa la cotización del cierre de ayer con el piso de la zona de no intervención. Había llegado a ser del 0,2% en noviembre, antes de que el BCRA desalentara el ingreso de capitales especulativos para quitarle algo de presión bajista
  • 50 millones de dólares: Está habilitado el Central a comprar para incorporar a sus reservas, una opción que debería ejercer, llamando a subasta, en la misma jornada en la que el dólar perfore el piso
  • 59,43% - Tasa de referencia: Se mantiene en ese nivel desde hace un mes y algunos analistas le sugieren al BCRA que genere condiciones para bajarla más rápido algo que, intuyen, daría impulso al billete y postergaría la necesidad de intervención para sostenerlo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?