Suscriptor digital

Netflix: un documental extraordinario inspirado en el amor por el spaghetti western

Desenterrando Sad Hill, sobre el cementerio creado por Sergio Leone en Murcia para su film The Good, the Bad and the Ugly
Desenterrando Sad Hill, sobre el cementerio creado por Sergio Leone en Murcia para su film The Good, the Bad and the Ugly Crédito: Netflix
Marcelo Stiletano
(0)
4 de enero de 2019  • 10:05

Desenterrando Sad Hill (España/2017). Dirección, guión, fotografía y edición: Guillermo de Oliveira. Música: Zeltia Montes. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: Excelente.

La aparición de este extraordinario documental tal vez nos obligue a revisar el modo tradicional con que expresamos nuestro amor por el cine. Al apasionado fervor por una película completa, por un actor o por un instante fugaz que perdura en nuestra memoria, marcado a fuego, Desenterrando Sad Hill le agrega un precioso matiz. Aquí, la devoción se concentra en una escena completa. Ese momento único, inefable, que se fortalece todavía más con revisiones infinitas y descubrimientos constantes de nuevas revelaciones.

Desenterrando Sad Hill es la crónica de una epifanía, a partir de la cual un grupo de incondicionales del mejor momento de la historia del spaghetti western decide poner manos a la obra. No se conforman con el ritual de reencontrarse, una y mil veces, con la escena cumbre de The Good, The Bad and The Ugly (estrenada en la Argentina en 1969 con el título de Lo bueno, lo malo y lo feo) desde una pantalla, pequeña o grande. Lo que quieren es rescatar desde la raíz el testimonio real de ese gran momento cinematográfico. Y conservarlo tal como sus artífices lo imaginaron.

Sad Hill fue una ocurrencia más del genio de Sergio Leone. En Burgos (España) hizo construir sobre la tierra en tamaño y extensión natural un cementerio que funcionaría como escenario del desenlace del cierre de su Trilogía del Hombre Sin Nombre. La secuencia que inmortalizó Ennio Morricone desde los acordes de "El éxtasis del oro", melodía que a la vez abre cada nuevo concierto multitudinario de Metallica.

El cementerio quedó por décadas oculto en un terreno que en apariencia no tiene dueño. Esta película lo desmiente: vemos allí cómo un grupo de entusiastas lugareños arma una asociación cultural con el fin de preservar ese legado y convoca a fanáticos del film para que, voluntariamente, restauren el lugar para que vuelva a quedar como Leone lo imaginó medio siglo atrás. También nos encontramos con un par de peregrinos canadienses que llega al lugar y experimenta una sensación parecida a la de un explorador de lugares míticos que se creían perdidos. Y a ellos se suman expertos, antiguos o nuevos protagonistas, dispuestos a sumarse a la mística. Desde el propio Morricone hasta Clint Eastwood , único sobreviviente del trío protagónico, pasando por Joe Dante y Alex De la Iglesia .

De Oliveira y su equipo enhebran los testimonios como si fuesen orfebres. De cada testimonio extraen una mezcla de feliz entusiasmo y profundo compromiso con la verdad histórica, una fusión que se resume en la valiosa presencia del mayor investigador y experto en la historia del spaghetti western, el escritor británico Sir Christopher Frayling. La síntesis queda en manos de James Hatfield, el frontman de Metallica . Casi ni le hace falta explicar por qué el grupo y sus fans también decidieron levantar esa bandera.

Lleno de momentos clásicos dignos de la identidad a la que esta obra pertenece (la del western), Desenterrando Sad Hill es a la vez la crónica de un rescate y la manifestación plena de una identidad tan fácil de reconocer como digna de admirar. Las imágenes de los trabajos de rescate y del momento de la celebración final, una vez cumplido el sueño, están filmadas a modo de homenaje a los patriarcas del género. Después de ver este documental, sobrarán ganas y deseos de sumarse a la causa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?