Suscriptor digital

De Europa a Banfield: Hernán Crespo comenzó su etapa como entrenador en el fútbol argentino

Los primeros pasos de Crespo al frente del Taladro
Los primeros pasos de Crespo al frente del Taladro
Patricio Insua
(0)
3 de enero de 2019  • 23:59

Los gritos de José Mourinho no eran los que se escuchaban para organizar el trabajo, con esa metodología que reconoce admirar. Tampoco resonaban las palabras de Marcelo Bielsa, a quien le atribuye una capacidad superior para lograr una versión óptima de cada futbolista. Menos aun brotaban las pautas de Carlo Ancelotti, el italiano con mejor manejo de grupo que asegura haya conocido. Esta vez era él mismo, en primera persona, el que marcaba el camino. Hernán Crespo dejó hace tiempo de ser receptor de las indicaciones y desde ahora es quien las imparte. En el inicio de la pretemporada de Banfield arrancó también la era del exgoleador como entrenador en la Argentina.

El hombre que disputó tres mundiales eligió que su primera práctica sea por la tarde. A las 16:37 ingresó en la cancha número 3 del predio de Luis Guillón junto con sus colaboradores. Sin botines, en zapatillas. Pocos minutos después llegaron los futbolistas y luego de una breve charla en ronda, lo que siguió fue la entrada en calor bajo la dirección de Alejandro Kohan, el preparador físico que conoce a varios de los jugadores por su paso anterior por el club, cuando trabajó con Matías Almeyda en el primer equipo, y luego con Ariel Holan en la reserva. El PF es una pieza clave del nuevo proyecto de Banfield.

Metido en los ejercicios de control de pelota a uno y dos toques, exigía intensidad y animaba ante el error. Sin tutear al utilero, a los futbolistas se dirigió sí por sus nombres y apodos. Durante las casi dos horas que duró el primer entrenamiento estuvo atento a cada movimiento y en constante diálogo con su cuerpo técnico. Crespo conoce el peso de su apellido y el imán que eso genera, sobre todo en los más jóvenes. Pero también tiene en claro que el futbolista quedó atrás y que es el técnico con sus recursos el que deberá generar una idea de juego desde un método de trabajo que comprometa a los futbolistas. En el convencimiento a los jugadores sabe que radica buena parte del éxito.

La puesta en marcha de la nueva etapa fue también una nueva posibilidad para Nicolás Bertolo. El cordobés había sido marginado en el último tramo de la gestión de Julio César Falcioni al frente del equipo. "Los últimos meses la pasé mal, no fueron buenos para mí. Lamentablemente tuve una discusión con Julio por la que no pude seguir en el plantel. Nos faltamos el respeto y cuando cruzás esa raya después es muy difícil que todo vuelva a ser como antes. Tenía una gran relación con él y pelearme fue muy triste para mí. Tomó la decisión de dejarme afuera del grupo y yo la acepté porque creía que era lo mejor para el grupo y para la institución", aseguró.

Y fue más allá, al atravesar el camino del dolor. "No hablé antes porque me parecía que no correspondía, era todo un lío por lo que sucedía en el club, el tema de su salud, mi enojo por no jugar... No tengo nada en contra de él y seguro él tampoco tenga nada en contra mío. Fue una lástima pelearme con Julio, por el respeto, la admiración y el cariño que le tengo. Hablamos, pero tal vez nos debamos otra charla. Ahora empiezo de cero. Gracias a Dios estoy acá, que es donde quiero estar, donde siempre que pude elegí estar", explicó el exBoca y River luego de la práctica.

Hoy, mañana y el domingo los entrenamientos serán por la mañana y desde el lunes el plantel quedará concentrado para iniciar las jornadas en doble turno. Las prácticas del Taladro serán íntegramente en el campo de deportes, donde disputará una serie de ensayos con Deportivo Laferrere, Brown de Adrogué y Argentinos Juniors.

Antes de cada temporada italiana Crespo se trazaba un piso de goles al que debía llegar para mantenerse en la máxima elite del fútbol mundial, y estudiaba la forma en la que podía conseguirlos. En la dirección técnica de Banfield serán puntos y victorias los que necesitará para seguir adelante. Y ya se puso en marcha para conseguirlo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?