Suscriptor digital

Claves para no colapsar en un escenario de alta volatilidad

José Ignacio Bano
José Ignacio Bano PARA LA NACION
Los inversores tienen una variedad de opciones para proteger los ahorros
(0)
6 de enero de 2019  

Al parecer, se han estabilizado en el último tiempo los índices macroeconómicos de la Argentina. Pero no hay que perder de vista que esta "calma" lleva un período muy breve y los niveles de algunos indicadores son demasiado altos.

Venimos de un 2018 con un elevado nivel de volatilidad en el mercado de capitales argentino, tanto en el segmento de renta variable como en el de renta fija. Este tipo de escenarios genera grandes oportunidades para los inversores más arriesgados que operan con ciertos instrumentos, ya que tienen la posibilidad de obtener importantes retornos en períodos cortos de tiempo. Pero, al mismo tiempo, asustan a los inversores con perfiles más conservadores o que no utilizan estrategias de trading para el manejo de sus inversiones.

Sin embargo, para los más conservadores es posible definir una serie de comportamientos a adoptar para no colapsar frente a los vaivenes del mercado. Es importante lograr un equilibrio en el portafolio en cuanto a la combinación de monedas de los instrumentos que lo componen. Combinar instrumentos en pesos con activos en dólares servirá para proteger el portafolio frente a las variaciones del tipo de cambio y para aprovechar los rendimientos de las altas tasas en pesos.

Siempre con el objetivo de evitar fluctuaciones bruscas en la cartera, también se debería hacer una selección de activos de baja volatilidad dentro del menú que ofrece el mercado de capitales, pudiendo optar para la parte en dólares por LETE con retornos superiores de 4,75% anual en dólares y sin riesgo precio, o por bonos soberanos del tramo corto de la curva dolarizada, como el AO20 o el AY24, que ofrecen retornos de 12% y 13,5% anual en dólares, respectivamente, asociados a bajos niveles de riesgo por tratarse de bonos que devuelven el capital en un corto plazo.

Para la parte en pesos, las letras capitalizables (Lecap) son la mejor alternativa: ofrecen retornos anuales en torno de 45% y más, en la última licitación. La Lecap (que es el instrumento que reemplaza a las Lebac) tiene varios puntos a su favor: 1) los plazos más usuales de colocación son entre 3 meses y un año, lo que permite mantener durante bastante tiempo el capital invertido a tasas inusualmente altas; 2) tienen mercado secundario, es decir, si uno quiere, las puede vender, y eso las diferencia de un plazo fijo a 6 meses; 3) permite que uno pueda rápidamente pasar a una posición en dólares, si estima que el tipo de cambio se puede disparar.

En definitiva, un escenario volátil no debería generar, a priori, un colapso en el inversor, porque existe una importante variedad de instrumentos que permiten minimizar los riesgos de una cartera y que, al mismo tiempo, brindan oportunidades de obtener elevados retornos en el corto plazo a aquellos inversores más agresivos en su estrategia.

El autor es gerente de Asesoramiento Financiero de InvertirOnline

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?