Suscriptor digital

Insultos y un filete bañado en oro: por qué en Alemania piden la expulsión de Ribéry de Bayern Munich

Ribëry. cuestionado en Alemania por una reacción temperamental
Ribëry. cuestionado en Alemania por una reacción temperamental Fuente: AFP
(0)
6 de enero de 2019  • 11:44

Franck Ribéry pasó de ídolo a ser cuestionado por los hinchas del Bayern Munich después de que insultara por redes sociales a quienes lo atacaron, después de que publicara un video en el que posó junto al popular chef mediático Nurset Gökce, popularmente conocido como Salt Bae, quien le servía un filete cubierto por láminas de oro de un valor cercano a 1.200 euros durante la pretemporada del conjunto germano en Dubai.

Tras subir el video a sus redes sociales, los usuarios estallaron y muchos criticaron ferozmente al extremo francés de 35 años. Ribery no soportó la violenta reacción y explotó: "Comencemos por los envidiosos, los rabiosos, nacidos seguramente de un preservativo roto: cój... a sus madres, a sus abuelas y a su árbol genealógico", escribió enfurecido. "No les debo nada, mi éxito es ante todo gracias a Dios, a mí, a mis familiares y a los que creyeron en mí. Los demás solo eran piedras en mis zapatos".

La crudeza de sus palabras le costó una severa multa por parte del multicampeón alemán, camiseta que defiende desde hace once años. "Hablé mucho con Franck y le hice saber que le impondríamos una elevada multa. Lo aceptó", declaró el director deportivo Hasan Salihamidzic a los periodistas que acompañan al equipo en Qatar.

"Ha utilizado palabras que nosotros, en Bayern Múnich, no podemos aceptar y que Franck tampoco puede utilizar, por ser modelo y jugador del Bayern", agregó Salihamidzic, quien no reveló el monto de la multa, aunque especificó que la reacción de Ribery fue a raíz de los insultos que recibió: "Franck fue insultado e injuriado. Y no sólo Franck, sino también su mujer embarazada, su hijo y su madre, que actualmente está siendo operada en un hospital. Franck quiso defenderse y defender a su familia. Todo el mundo tiene derecho a hacerlo y yo lo apoyo por ello, pero desafortunadamente perdió completamente el control".

Sin embargo, la sanción no es suficiente para los medios alemanes que exigen la suspensión e incluso la expulsión de Ribery. El popular diario Bild, en su portada digital del domingo, reclama: "El club debe suspender a Ribery". En la misma sintonía, coincide en su editorial T-Online: "Ribery no debe volver a jugar un partido con el Bayern. Si los dirigentes se aferran a los valores del club, sólo quedaría una posibilidad".

No es la primera polémica que protagoniza Ribery, quien finaliza su contrato con el club alemán a final de temporada. En noviembre agredió físicamente a Patrick Guillou, ex futbolista y actual comentarista de BeIN Sports, después de reprocharle comentarios críticos hacia su persona.

Ribery, quien juega en el Bayern Munich desde 2007/2008 y consiguió 22 títulos entre los que se destacan la Champions League y el Mundial de Clubes de 2013, disputó 22 encuentros en la actual temporada y marcó 5 goles. Aún pese a la importancia que ha tenido en el histórico ciclo del conjunto alemán, el periodismo e incluso algunos hinchas piden su cabeza aunque, por ahora, el campeón teutón seguirá teniéndolo en el plantel.

Fuente: AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?