Suscriptor digital

Un año que planteará una renovación en los puestos clave de River

Claudio Mauri
Claudio Mauri LA NACION
(0)
6 de enero de 2019  • 23:59

La Copa Libertadores ganada frente a Boca estimula y satisface al ego, colma expectativas, pero también obliga, exige, crea nuevas responsabilidades. Esa es la línea que marca Marcelo Gallardo, a cuyo alrededor se aglutina el proyecto futbolístico de River. Después de haber conquistado uno de los destinos soñados en Madrid, el director técnico no se queda contemplando el paisaje, sino que asume el desafío de armar otra hoja de ruta con dirección al éxito.

La previsión y la capacidad para anticiparse a los problemas es lo que distingue a los grandes conductores. Lo inmediato es la baja de Pity Martínez, muy probablemente la individualidad más desequilibrante que tenía el plantel. No será sencillo cubrir su aporte, aun cuando se salga al mercado en busca de un refuerzo.

Si mira un poco más allá del día a día, Gallardo sabe que le esperan desafíos importantes en cuanto a la conformación del plantel. Tienen varios jugadores con más de 30 años, y algunos de ellos al límite de sus posibilidades físicas, como Jonatan Maidana, Luciano Lollo y Rodrigo Mora, o al borde del retiro, como Leonardo Ponzio. Los casos del zaguero y del volante central exceden lo futbolístico; con ellos se irá una cuota importante de liderazgo y ascendencia sobre el grupo. Son bajas que dejan la sensación de orfandad.

Gallardo estableció como una prioridad para estos tiempos la promoción de futbolistas de las divisiones inferiores. En la demarcación de los zagueros centrales, el Muñeco le sacó rendimiento a varios jugadores que luego fueron transferidos: Funes Mori, Mammana, Pezzella, Álvarez Balanta. Reconvirtió a Montiel, zaguero de formación, en lateral. A los 35 años, Pinola necesitará algunos descansos. Es un puesto en el que Gallardo está muy justo de material, mientras el juvenil Kevin Sibile espera por oportunidades.

En la planificación debe figurar cómo será el relevo de Ponzio. ¿Zuculini está para pasar de alternativa a titular? ¿Se terminará acomodando Enzo Pérez en una función que no desconoce aun sin ser específicamente la suya? ¿Es el momento de respaldar y darle continuidad al juvenil Santiago Sosa, que mostró presencia y aptitudes interesantes con la pelota?

Gallardo ya pasó por los exámenes de reconfigurar el plantel. Este año lo tendrá que hacer para defender el título de la Libertadores y saldar la deuda que mantiene con la Superliga. Hay ciclos que inevitablemente se terminan, mientras el DT sigue como el garante de la renovación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?