Suscriptor digital

A 20 años de la compra de YPF, Repsol se va de la bolsa de Buenos Aires

La petrolera española que llegó a tener más del 50% de YPF se retira del régimen de oferta pública en la Argentina
La petrolera española que llegó a tener más del 50% de YPF se retira del régimen de oferta pública en la Argentina Fuente: AP
Sofía Terrile
(0)
7 de enero de 2019  • 13:54

Una historia de privatizaciones, expropiaciones y demandas cerradas terminó luego de 20 años. Se trata de los sucesos que protagonizó Repsol , la petrolera española que en 1999 compró acciones de YPF hasta quedarse luego con la mayoría, y que hoy anunció su decisión definitiva de irse de la bolsa local.

La decisión tiene más connotaciones simbólicas que materiales, dado que la empresa no tiene activos en el país.

El comunicado emitido por la compañía a la Comisión Nacional de Valores (CNV) informa que se retira "del régimen de oferta pública y cotización de las acciones de la sociedad" en la Argentina.

Añade que los dueños de acciones de Repsol podrán mantener su tenencia "sin necesidad de transferirla a un depositante extranjero" a través del agente de depósito colectivo Caja de Valores SA (CVSA), aunque desde la institución aseguraron que "aún no se firmó nada".

El texto también informa que, para aquéllos que prefieran desprenderse de sus títulos y venderlos en el mercado español, la compañía coordinará un procedimiento a través de CVSA y BBVA Banco Francés.

Una historia con sobresaltos

En 1999, la petrolera española llegaba a la Argentina con la compra del 15% de las acciones de YPF , que en ese momento comenzaba su privatización. Según consigna el diario El País, la empresa desembolsó 13.437 millones de euros para la operación, y desde ese año hasta 2011, puso más de US$20.000 millones en inversiones.

Hacia fines de 2011, Repsol era dueña del 57,4% de YPF y compartía la posesión junto con el Grupo Petersen -que tenía el 25,5%- y algunos inversores privados.

Mientras tanto, el 0,02% estaba en manos del Estado argentino.En 2012, Cristina Kirchner decidió la expropiación del 51% de la compañía.

En diciembre de ese mismo año, la petrolera española demandó al Estado argentino en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), un proceso que terminó a mitad de 2014, luego de que Repsol recibiera una compensación millonaria en títulos de deuda.

Pocos días después, Repsol vendió esos bonos, embolsó US$6309 millones de dólares y dio por culminado el conflicto de la expropiación. Siete años después, la relación con la Argentina terminará definitivamente cuando próximamente se retire del régimen de oferta pública local.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?