Suscriptor digital

La Superliga, bajo la lupa de su líder: balance, deudas, devaluación y contratos en dólares

Mariano Elizondo tocó varios temas del futuro de la Superliga
Mariano Elizondo tocó varios temas del futuro de la Superliga Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez
Alejandro Casar González
(0)
7 de enero de 2019  • 23:59

A la hora de hacer números, el balance del año que acaba de terminar es auspicioso. La Superliga, que desde el segundo semestre de 2018 reparte el dinero entre dos equipos menos (26 en lugar de 28), puso a disposición de los clubes $4400 millones, un incremento de $1500 millones en relación a 2017. "Ese dinero es en todo concepto, por sponsors, derechos de TV locales e internacionales", dice Mariano Elizondo en su oficina.

-¿Qué sensación les deja 2018?

-Tiene aspectos positivos desde muchos lados. Tenemos más sponsors y en el primer semestre del año implementamos el sistema de registro de licencias, que se empezó a ejecutar en mayo. Así,requerimos un montón de información a los clubes y hacemos un seguimiento diario de los pagos. Además, trabajamos mucho con las divisiones inferiores. Antes, los torneos no se terminaban; no se cumplían todas las fechas. Nosotros trabajamos con el ordenamiento de los torneos y modificamos sus estructuras para que los chicos no tuvieran que viajar tanto. También implementamos el tercer tiempo, una figura que funciona muy bien: los chicos, después del partido, se quedan tomando algo y compartiendo un buen momento. Hicimos un montón de cosas para que los chicos, que el día de mañana van a ser nuestro producto, tengan su lugar.

-¿Cómo se imagina el 2019 en la Superliga?

-Creciendo desde lo económico. Habrá que ver cómo se mueve el tipo de cambio, para ver cuántos jugadores podemos retener. Ojalá haya otra final con dos equipos argentinos, porque es mucho más importante tener dos equipos de la liga jugando la final de la Copa Libertadores que las discusiones que podamos tener con la Conmebol. No te digo que me encantaría volver a vivir lo que viví, pero sí me encantaría que dos equipos argentinos vuelvan a ser finalistas de la Libertadores. O de la Sudamericana.

-Más allá de los mejores ingresos, ¿hay clubes que tengan deudas con sus jugadores?

-Hasta ahora, no encontramos dificultades. Cuando aparecen, les preguntamos. Toda la información se presenta a través de una intranet y queda registrada. Acá no hay formularios dando vueltas. A veces, lo que pasa es que se pide información y, como el club carga una serie de datos, quizás escanea tres veces una misma orden de pago de un jugador. O un comprobante de una transferencia bancaria de un mismo futbolista, y se olvida la de otro. Eso genera que haya que volver a preguntar.

-¿Cómo impacta la devaluación del peso en los contratos dolarizados con los futbolistas?

-Si sacamos a los clubes grandes, el 80% de los contratos del resto de los clubes son en pesos. Si sumamos los clubes grandes y los chicos, el promedio de la Superliga es el 75% de los contratos en pesos y el 25% en dólares. Y muchos de los contratos que están en dólares tienen un tope para el valor de la moneda extranjera. Terminan siendo casi contratos en pesos. La devaluación dispara los costos, sí, pero los dispara con un tope determinado. Y no afecta a todos los clubes. Lo que puede llegar a pasar ahora es que no pasará aquello que ocurría en el último tiempo: que el fútbol argentino le compre a México, por ejemplo. Ahora volverá México a comprarnos jugadores a nosotros. Y quizás aquellos clubes que solían traer jugadores de Ecuador, Chile o Paraguay, porque eran más baratos que los jugadores argentinos, ahora tengan más espacio para los nacionales.

-Entonces será una ventaja para los futbolistas argentinos...

-Sí. Nuestro fútbol tiene un 15% de jugadores extranjeros y un 85% de locales. En Italia, apenas el 7% son generados en sus canteras. Y el promedio de locales de las cinco ligas más importantes de Europa está entre el 15 y el 20%. Somos exportadores de jugadores: los generamos nosotros.

Otros apuntes

La Copa de la Liga aportará $160 millones a repartir entre los clubes

"Es un producto nuevo, que se va a jugar durante 45 días a partir del 14 de abril. Generará diferentes tipos de ingresos a los clubes. Y habrá más partidos de local: los clubes podrán vender tickets y abonos".

La liga electrónica tendrá sus propios auspiciantes

"La E-League [liga de fútbol electrónico] es un producto nuevo, que tiene su propio sponsor. Con respecto al año pasado, lo que aporta es todo ganancia. Eso explica parte del incremento en los ingresos".

Cómo será el nuevo contrato de los derechos internacionales

"El 31 de diciembre de 2019 vence el contrato con Torneos. La mejor alternativa será vender los derechos por regiones, buscando un equilibrio entre lo que paguen y la visibilidad".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?