Suscriptor digital

Trasplantes: ya rige el principio de que todos son donantes

Fuente: Archivo
Se publicó el decreto reglamentario de la ley Justina
(0)
8 de enero de 2019  

El decreto de reglamentación firmado por el Presidente. Era lo único que faltaba para que la ley Justina entre definitivamente en acción. Y sucedió ayer, con la publicación en el Boletín Oficial del decreto 16/2019, que reglamenta la ley 24.447 de trasplante de órganos, tejidos y células en todo el país.

La ley, impulsada por la familia de Justina Lo Cane, la niña de 12 años que murió a la espera de un trasplante de corazón en noviembre de 2017, había recibido el voto unánime de la Cámara de Diputados en julio pasado, y determinó que todos los mayores de 18 años son donantes de órganos salvo que hayan manifestado su voluntad de no serlo. La norma anterior obligaba a los profesionales a cargo de la procuración a consultar a la familia sobre la voluntad del presunto donante.

Se reglamentó la ley Justina: ahora todos somos donantes

10:20
Video

A partir de ahora, si la persona no expresó su negativa y como se redacta en el anexo de la reglamentación, en su artículo 33, "el profesional a cargo deberá brindar a los familiares o allegados del fallecido presentes en el establecimiento, la información necesaria vinculada al proceso de donación. Además, "el profesional deberá corroborar [mediante los canales habilitados] la ausencia de expresión negativa del causante, conforme lo establecido en el Protocolo de Actuación, tratado por la Comisión Federal de Trasplante".

En dicho protocolo, según constató LA NACION, y para los casos de ausencia de manifestación, "el momento de información y comunicación que se establecerá con los familiares y allegados en el lugar es clave, y el profesional a cargo deberá detectar el momento oportuno e informar que dado que no existe manifestación expresa negativa, su familiar o allegado es un donante de órganos y/o tejidos".

En la actualidad, y según consigna el sitio web del Incucai, hay 7581 personas que necesitan un trasplante para salvar sus vidas. Y desde que comenzó el nuevo año, un total de 18 personas ya donaron sus órganos.

Niños y adolescentes

En el caso de los chicos y los adolescentes, la nueva norma determina que bastará con la autorización de ambos padres, o del que esté presente o del representante legal, para proceder a la donación, aunque "la oposición de uno de los padres elimina la posibilidad de llevar adelante el procedimiento".

Por otra parte, y en cuanto a los pacientes que han recibido un órgano, en la reglamentación se notifica que "la atención integral del paciente trasplantado comprende la cobertura del ciento por ciento en la provisión de medicamentos, estudios, diagnósticos y prácticas de atención de su estado de salud de todas aquellas patologías que estén directamente relacionadas con el trasplante".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?