Suscriptor digital

Por qué los que se van de Independiente apuntan sus críticas a Ariel Holan

Ariel Holan, cuestionado por sus exdirigidos
Ariel Holan, cuestionado por sus exdirigidos Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Ariel Ruya
(0)
9 de enero de 2019  • 23:59

Ariel Holan es un entrenador que se hizo un nombre. Abandonó el hockey y se mezcló en el medio futbolero, todo un desafío para los que provienen de otro tablero. Es trabajador, apasionado, analítico. Un fanático de la tecnología, incansable sobre el campo de juego. Está en Independiente, el club del que es hincha. Logró la Copa Sudamericana 2017, el fin de un maleficio para Independiente, que había sufrido la etapa más oscura de su historia. Alguna vez, sus palabras se sobredimensionan ("era para verlo con un habano y un whisky", fue su análisis del equipo, detrás de un triunfo contra Huracán).

Algo ocurrió en la intimidad a partir del amago de renuncia, apenas días después del logro internacional. La salida de Alejandro Kohan, su preparador físico -hoy, colaborador de Hernán Crespo en Banfield-, sellada su continuidad, cambió todo.

Su nuevo representante (Fernando Hidalgo). Su estilo, cada día más altivo. El desgaste propio de un conductor estricto. Algunas puestas en escena que provocaron incomodidad y asombro. El papel secundario de los jugadores que no suelen ser titulares. Todas hipótesis que abren el juego de las sospechas, acrecentado en las últimas horas por Leandro Fernández , el delantero que ahora está en Vélez.

"Estaba muy cómodo en el club, siempre me trataron muy bien y mi salida creo que fue por el entrenador, porque si no fue por el entrenador, no fue por otra cosa. No estaba en mis planes irme. Ya estoy pensando en lo que es Vélez, olvidando todo lo que está pasando en Independiente y poniendo la cabeza acá", asegura, apenas días después de la voz de Emmanuel Gigliotti, que se suma a Toluca, a pesar de ser el goleador de la Superliga, con 12 tantos. "La decisión fue mía y fue futbolística, no económica como se quiso hacer creer. Me empujaron, pero fue mía. Mi salida de Independiente fue rara, a los hinchas los amo y los voy a extrañar", había sido su reflexión.

Martín Campaña aseguró que no hay conflictos y Martín Benítez intentó frenar el contexto negativo de las salidas. "Las declaraciones del Puma (Gigliotti) con el técnico son algo personal. La relación con Ariel (Holan) es de jugador a cuerpo técnico, está todo bien, de la mejor manera", asegura. Sin embargo, los ecos recuerdan otros casos, como los de Walter Erviti, Germán Denis y Jorge Ortiz. Críticas, enojos, un solo apuntado. Mientras se espera el arribo de Cecilio Domínguez -un volante paraguayo que actúa en América, de México-, Holan se enfrenta con otros desafíos. Más complejos que una estrategia.

Por: Ariel Ruya

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?