Suscriptor digital

Globos

Fuente: AFP - Crédito: Wakil Kohsaria
(0)
10 de enero de 2019  

Kabul, Afganistán.- Una atmósfera espesa, plagada por un aire turbio y de tono acerado -incluso puede adivinarse un tóxico y penetrante olor acre que todo lo invade- rodea a esta suerte de jinetes que avanzan sin caballos por una calle de Kabul. Blandiendo sus globos como espadas, parecen querer demostrar que no están dispuestos a sucumbir ante nada ni nadie, ni siquiera a la saga apocalíptica en que se ha convertido la vida en la capital de Afganistán. Así también lo vaticinan los colores vivos de esos cuerpos esféricos rellenos de aire que llevan en sus manos. Aunque también castigados y un tanto marchitos por el horror, los globos se imponen con gesto desafiante. Es que lo lúdico tampoco está dispuesto a dejarse vencer ante la realidad de un feroz ataque sufrido la víspera. Y en poder de sus vendedores, estos ramilletes coloridos se encaminan decididos al encuentro de niños que los recibirán con gran ilusión.

Edición fotográfica Dante Cosenza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?