Suscriptor digital

Horror en España: tiene 17 años y mató a puñaladas a su madre adoptiva

La víctima tenía 53 años
La víctima tenía 53 años Crédito: Telecinco.es
Silvia Pisani
(0)
10 de enero de 2019  • 19:20

MADRID.- Tiene 17 años, es adoptada y acaba de reconocer que asesinó a su madre adoptiva a cuchilladas.

El suceso, que recorrió los informativos españoles esta noche, ocurrió en una elegante residencia de la localidad catalana de Banyoles, donde fue encontrado el cuerpo de la víctima, de 53 años.

La homicida confesa había dejado en el lugar una nota en la que admitía de forma elusiva la autoría del crimen. Pero se había ido de allí para refugiarse en una casa de verano que la familia posee en el balneario de Playa de Aro, en la Costa Brava.

Allí fue detenida por los Mossos d´Esquadra, la policía regional catalana, con quienes colaboró luego en la reconstrucción de la macabra muerte que le propinó a su propia madre.

No están claras las razones que empujaron a esa acción. La joven sí admitió que antes del desenlace había discutido con su madre, con quien dijo tener una relación conflictiva.

Los vecinos del lugar dijeron que eran frecuentes las discusiones entre ambas mujeres y que, justamente, horas antes del momento en que se calcula que ocurrió el crimen -la noche de ayer- se escucharon fuertes gritos.

Desnudo, a los pies de su cama y en medio de un gran charco de sangre, el cadáver de la víctima fue encontrado por su hijo mayor, que ya no vivía con su hermana y con su madre, y que había ido de visita.

La mujer estaba divorciada del padre de su hijo y vivía con la hija adoptiva del disuelto matrimonio.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?