Suscriptor digital

Investigan si un sacerdote dejó morir a una mujer para ocultar una relación sentimental con ella

Carlos Scarlata es investigado por la justicia de Mendoza por la muerte de una docente a la que habría abandonado en medio de una descompensación para que no se descubriera el vínculo sentimental que los unía
Carlos Scarlata es investigado por la justicia de Mendoza por la muerte de una docente a la que habría abandonado en medio de una descompensación para que no se descubriera el vínculo sentimental que los unía Fuente: Archivo
(0)
10 de enero de 2019  • 20:55

La justicia de Mendoza investiga a un sacerdote de la diócesis de Zárate por omisión de auxilio, luego de que una docente muriera sin haber recibido, se sospecha, la ayuda del religioso que habría querido ocultar la relación sentimental que los unía.

El mismo sacerdote, de nombre Carlos Scarlata, había tomado trascendencia mediática cuando en 2016 puso un cartel en la puerta de su iglesia donde decía qué ropa podían usar las mujeres en el templo y cuál no.

Los tribunales de la ciudad mendocina de San Rafael notificaron a Scarlata de la acusación que pesa sobre él por omisión de auxilio en perjuicio de la docente Valeria Cornejo, de 36 años, quien padecía de diabetes y murió en octubre pasado en la localidad sanrafaelina de Cuadro Nacional.

La omisión de auxilio está tipificado como un delito que se produce cuando una persona no ayuda ni pide ayuda para una persona que se encuentra en riesgo de vida por diversas razones.

Scarlata fue notificado hoy por el fiscal Javier Giaroli, quien investiga el accionar del religioso, sospechado de no haber ayudado a Cornejo cuando ella estaba mal de salud y sufría una descompensación. La justicia supone que el cura no pidió auxilio ante la descompensación de la mujer para no poner al descubierto una relación amorosa que mantenía con ella.

El sacerdote asistió esta mañana a los tribunales de San Rafael, pero no prestó declaración, cosa que posiblemente ocurra en los próximos días.

Una amiga de la victima, que aportó a la investigación audios telefónicos y demás pruebas, aseguró que el cura estuvo en la vivienda de la mujer días antes de que fuera encontrada muerta por la policía y sus familiares. Se sospecha que Cornejo se descompuso en presencia del sacerdote y él no la auxilió.

Desde el Ministerio Público Fiscal informaron que el Scarlata "se abstuvo de declarar y le secuestramos el teléfono celular. Pidió declarar el viernes, a las 11."

Este mismo sacerdote, responsable de la Parroquia San Isidro Labrador de Lima, en Zárate, había cobrado notoriedad cuando en su iglesia colgó un cartel en el que decía que "los shorts, las calzas, los strapless y las musculosas" eran vestimentas "no permitidas dentro del templo".

En ese momento, en declaraciones a los medios, el religioso había justificado la prohibición de determinada vestimenta en las mujeres porque según él, la mujer "está excitando" con la ropa que usa.

En ese momento, a partir de esa trascendencia mediática, la docente Cornejo había contactado a Scarlata y habrían retomado una vieja amistad, dado que el religioso se había formado en San Rafael, donde se habían conocido.

Información de Télam

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?