Suscriptor digital

Fue hallada sana y salva Michelle, la adolescente que se había ido de su casa de Palermo

Fue hallada sana y salva Michelle, la adolescente que se había ido de su casa de Palermo
Fue hallada sana y salva Michelle, la adolescente que se había ido de su casa de Palermo
(0)
11 de enero de 2019  • 11:32

Michelle, la adolescente de 15 años que se había ido de su casa de Palermo después de una discusión con sus padres, fue hallada sana y salva por la Policía de la Ciudad.

Así lo informaron a LA NACION fuentes calificadas. La adolescente fue encontrada en un departamento de un edificio situado a 300 metros de la plaza Houssay.

Fue hallada sana y salva Michelle, la adolescente que se había ido de su casa de Palermo
Fue hallada sana y salva Michelle, la adolescente que se había ido de su casa de Palermo

"Con el seguimiento de las cámaras de seguridad pudimos reconstruir cómo fueron sus movimientos el día de su desaparición. Una filmación la registró cuando se tomaba el subte en la estación Carranza y otros indicios nos indicaron que estaba por la zona de la plaza Houssay", afirmó una calificada fuente de la investigación.

Encontraron sana y salva a Michelle Medula

04:50
Video

Además, según fuentes de la Policía de la Ciudad, Gabriel, el padre de la adolescente recibió una llamada telefónica a las 9.40 de parte de una mujer llamada María José para decirle que el día anterior había visto a su hija en un parque de skateboard cerca de la Facultad de Medicina acompañada por un joven.

Hoy a la mañana, cuando el padre de la adolescente recorría la zona, en compañía de un subcomisario de la Policía de la Ciudad, se acercó un joven de 25 años y le dijo al jefe policial que la adolescente estaba en su departamento, a 300 metros de la plaza Houssay, agregó la fuente consultada.

Michelle había dejado su casa de la calle Voltaire al 5900, en Palermo, anteayer a las 9. Su padre, Gabriel, esperaba encontrarla al mediodía al volver de trabajar y había decidido volver temprano, a las 11 de la mañana, para organizar el estudio con su hija, pero se encontró con tres cartas. Una dirigida para su mujer, la madre de Michelle, otra para su hermano y una última para su padre. En las tres se despedía de la familia, realizaba algunos reclamos y pedía explícitamente que "no la buscaran".

Antes de irse de su casa, Michelle se llevó 1300 pesos, una mochila y la tarjeta SUBE. En el domicilio dejó su documento de identidad y su teléfono celular.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?