Suscriptor digital

El frigorífico BRF vendió su última empresa y se va de la Argentina

BRF vendió un total de los activos en el país de U$$ 145.5 millones.
BRF vendió un total de los activos en el país de U$$ 145.5 millones.
Mariana Reinke
(0)
11 de enero de 2019  • 12:37

Luego de un proceso de desvinculación en la Argentina, BRF se desprende de Campo Austral, última empresa que tenía en el país. Con esta transacción, la firma brasileña busca reducir su endeudamiento, en línea con el plan anunciado en junio pasado. Ya había vendido Quickfood (Paty) y Avex.

Campo Austral, líder en la producción de alimentos a base de carne de cerdos, fue vendida a Bogs y a La Piamontesa (de Averaldo Giacosa y Compañía) por un valor de aproximado de US$35,5 millones. Además de Campo Austral, se traspasaron las marcas Calchaquí y Bocatti.

"La venta de los activos en la Argentina es una etapa importante de nuestro plan de desinversión, especialmente si consideramos la complejidad y diversidad de los activos que estaban en venta. La reducción del endeudamiento es prioridad para BRF y la conclusión de esta etapa confirma nuestro foco en este proceso", afirmó Lorival Luz, COO global de BRF, en un comunicado.

La operación comercial incluye tres fábricas ubicadas en San Andrés de Giles, Pilar y Florencio Varela. Las plantas en conjunto poseen capacidad de faenar 2300 cerdos por día y procesar más de 2000 toneladas de productos al mes, como fiambres, embutidos y paté.

La venta de Campo Austral se sumó a las de Avex y Quickfood que se hicieron con anterioridad
La venta de Campo Austral se sumó a las de Avex y Quickfood que se hicieron con anterioridad

Esta es la tercera y última venta en la Argentina, que incluyó también la venta de Avex y Quickfood y que sumó un total de los activos vendidos en el país de US$145,5 millones.

En diciembre pasado, Avex, una de las plantas avícolas más grandes del país, ubicada en Río Cuarto se vendió por US$50 millones a Granja Tres Arroyos y Fribel.

También la firma se desprendió de Quickfood, que posee la conocida marca de hamburguesas Paty y que pasó a manos de la también compañía brasileña Marfrig, que volvió a comprarla por un valor de US$60 millones. En 2007, Marfrig había ingresado en Quickfood pero en 2012, BRF se había hecho cargo de Quickfood.

BRF, con un portafolio amplio de productos y marcas consagradas como Sadia y una historia de 80 años, tiene más de 100.000 empleados.

Fuentes cercanas a la empresa dijeron a LA NACION que la firma apuntará a mercados brasileños y se enfocará al sudeste asiático, como Tailandia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?