Suscriptor digital

Desdoblar las elecciones provinciales dispara los costos y genera polémica

Macri recibió ayer, en Cumelén, a Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales y Alfredo Cornejo
Macri recibió ayer, en Cumelén, a Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales y Alfredo Cornejo Crédito: Presidencia
Aumentaría en al menos un 50% el presupuesto total asignado para los comicios nacionales
Laura Serra
(0)
12 de enero de 2019  

La ecuación es sencilla: si los gobernadores convocaran sus elecciones locales el mismo día que las nacionales, el gasto electoral de las provincias sería casi nulo, ya que buena parte de los costos que demanda el operativo sería absorbido por el presupuesto nacional. Con esta misma lógica, desdoblar las elecciones provinciales de las nacionales provocaría el efecto contrario. Esto es, aumentaría los costos de manera exponencial, según advierten en la Justicia Electoral.

¿A cuánto ascenderá ese costo? Difícil predecirlo, admiten las fuentes judiciales, porque todo depende de las leyes electorales de cada provincia; por caso, si son obligatorias las elecciones primarias locales o si se vota con lista sábana o con lista única. Lo cierto es que, más allá de las peculiaridades de cada distrito, advierten que el costo de desdoblar los comicios aumentaría en al menos un 50 por ciento más por sobre el presupuesto total asignado para las elecciones nacionales.

Según la ley de presupuesto 2019, la partida destinada a la ejecución de los gastos electorales de este año será de casi $8000 millones, un 33% más respecto de las elecciones legislativas de 2017. Esta partida incluye desde los aportes a los partidos políticos para la impresión de boletas y aportes de campaña hasta la impresión de padrones, seguridad electoral (efectivos de policía y de las Fuerzas Armadas para custodiar los comicios), la compra del material electoral (urnas y sobres) y el pago a las autoridades de mesa.

Las provincias que desdoblen sus elecciones y las celebren en fechas distintas al calendario nacional deberán afrontar estos gastos de su propio presupuesto. En algunos distritos esto desató una fuerte polémica entre el oficialismo y la oposición, empezando por la populosa provincia de Buenos Aires .

Fuerte polémica

Hasta ahora suman nueve los distritos que confirmaron que desdoblarán los comicios de la elección presidencial de octubre y la PASO de agosto. Ellos son La Pampa, Neuquén, San Juan, Río Negro, Chubut, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Tucumán, todos opositores del gobierno nacional. En algunos casos la decisión obedece a que así lo disponen sus respectivas leyes electorales, que obligan a realizar sus comicios en una fecha distinta a la nacional. Son los casos de Córdoba y Santa Fe, por ejemplo. Sin embargo, otros gobernadores se guían por pura especulación política: sin un candidato nacional fuerte que los traccione en la boleta, adelantan la elección local para garantizarse, al menos, su continuidad en el poder provincial.

Esto explica el récord de al menos 17 provincias que ya anticiparon o bien insinúan la posibilidad de desdoblar sus elecciones. El mayor foco de atención está puesto en Buenos Aires, donde la gobernadora María Eugenia Vidal evalúa por estos días la conveniencia de esta jugada. El kirchnerismo ya puso el grito en el cielo: por medio del presidente del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, denunció que esta jugada que pergeña Cambiemos le costaría al Estado provincial unos 3200 millones de pesos, un "derroche" en medio del ajuste que aplica el Gobierno.

"Con el costo de desdoblar las elecciones, la provincia podría construir 200 jardines de infantes, aumentar un 50% el presupuesto de los comedores escolares y adquirir 500 patrullas policiales", advirtió Gray.

En Córdoba las críticas opositoras se desataron cuando el gobernador Juan Schiaretti, al suspender el Código Electoral, acortó drásticamente los tiempos y adelantó al 16 de mayo la fecha de los comicios, a sabiendas de que los dirigentes de Cambiemos no tenían definido su candidato (ni lo tienen aún). Según el presupuesto aprobado, el Estado cordobés gastará al menos 310 millones de pesos en su proceso electoral.

En Mendoza, el gobernador Alfredo Cornejo ( Cambiemos ) aún no decidió si adelantará las elecciones; en caso de hacerlo, se estima que le insumirá un costo de 250 millones, bastante superior a los 90 millones que costaría unificar los comicios.

En Río Negro, las autoridades locales adelantaron que el gasto de las elecciones, convocadas para el 7 de abril sería de unos 40 millones de pesos. Desde la oposición estiman una suma muy superior.

"Si la elección fuera unificada con Nación tendría costo cero para la provincia, pero se elige gastar $120 millones para resolverles la vida a 50 políticos. Con esa plata se podría financiar mejoras para la fruticultura o asfaltar 70 cuadras", advirtió el diputado Sergio Wisky (Cambiemos), quien le disputará la gobernación al actual mandatario Alberto Weretilneck.

En Chubut, se desató una polémica similar. "La decisión del gobernador Mariano Arcioni de separar las elecciones provinciales de las nacionales es un despropósito e implicará un gasto de $300 millones", cuestionó la oposición, que presentó en la Legislatura un proyecto para impedir el desdoblamiento. Arcioni retrucó las críticas y estimó que el costo de adelantar los comicios será de $100 millones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?