Suscriptor digital

Una diputada de Baviera asumirá su cargo como mujer transgénero

Tessa Ganserer se convertirá en la primera mujer transgénero en asumir un cargo electivo en Alemania
Tessa Ganserer se convertirá en la primera mujer transgénero en asumir un cargo electivo en Alemania Fuente: AFP
(0)
14 de enero de 2019  • 12:32

BERLÍN.- Markus Ganserer, reelegido como diputado por el partido de los Verdes en el parlamento regional de Baviera, quiere asumir su mandato como Tessa Ganserer, una transgénero, algo inédito en el mundo político alemán.

Tessa Ganserer habló hoy ante la prensa sobre su nueva apariencia física para reclamar entre otras cosas que los trámites para cambiar de género en el registro civil sean más simples.

"No hago esto para divertirme" y "no decidí convertirme en mujer, soy una mujer", explicó en Munich.

La funcionaria, de 40 años, anunció su cambio hace unas semanas en las redes sociales.

Es la primera vez que una mujer transgénero ocupará una banca en una institución política alemana, remarcaron medios locales.

Tessa Ganserer será registrada con ese nombre en el Parlamento tras recibir el apoyo firme de la presidenta de la institución, Ilse Aigner.

"Soy una mujer en todas las fibras de mi cuerpo y ahora también Señora diputada regional". Fue con este mensaje publicado en su cuenta Facebook en los primeros días de enero que Tessa Ganserer anunció que renunciaba a ser Markus Ganserer en el Parlamento de Baviera, poco después de su reelección.

Hace algunas semanas afirmaba que Markus y Tessa se codeaban en su ser pero que ahora sólo quiere ser una mujer política, esposa y madre de dos niños.

En el Parlamento de la muy conservadora y católica Baviera, su decisión no pasó desapercibida. Pero la presidenta, Ilse Aigner, de la Unión social cristiana (CSU), partido aliado a los demócrata cristianos de Angela Merkel, le aportó un firme apoyo.

"La señora Ganserer tomó una decisión muy valiente y eminentemente personal", aseguró Ilse Aigner, cuyo partido se opuso a las boda de homosexuales en 2017 y defiende posiciones muy conservadoras sobre los temas sociales.

"Nuestro colega se convierte en una colega, ello no debería ser un problema en esta casa y debe respetarse", insistió en una declaración publicada luego de una reunión con Tessa Ganserer.

En Alemania, la legislación estipula que se necesitan dos análisis psiquiátricos para poder pretender al cambio de nombre en el registro civil.

"La identidad sexual es un derecho humano", defendió en conferencia de prensa.

En la primera sesión plenaria del año, el 23 de enero, la responsable ecologista, electa por primera vez en 2013 y reelecta en elecciones regionales en octubre, será registrada como mujer.

Tessa Ganserer, que hasta ahora habló poco, aseguró al diario bávaro que "se descubrió" mujer hace diez años, cuando se miró al espejo vestido de mujer.

Durante una década fue hombre, padre, marido, mujer, madre. Pero las dudas se esfumaron al punto que anunció a sus dos hijos de 11 y 6 años: "Ahora siempre seré así".

"Los niños no tienen prejuicios. Si les presentamos el mundo de manera amistosa, lo aceptan tal como es", aseguró, precisando que no quiere someterse a una operación de cambio de sexo.

Como un último gesto simbólico, Ganserer llenó bolsos con corbatas, camisas y sacos para dárselos a un amigo.

Agencia AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?