Suscriptor digital

Asesinaron a una joven cuando volvía a su casa después de bailar

En Santa Fe hubo una multitudinaria marcha para pedir justicia
En Santa Fe hubo una multitudinaria marcha para pedir justicia Crédito: Pablo Aguirre/ El litoral de Santa Fe
El brutal homicidio ocurrió en la ciudad de Esperanza; el sospechoso se quitó la vida poco antes de ser detenido
José E. Bordón
(0)
15 de enero de 2019  

SANTA FE.- El dolor, la consternación y la indignación sacudieron ayer la ciudad de Esperanza, cabecera del departamento de Las Colonias, 45 kilómetros al oeste de esta capital, cuando fue hallado el cuerpo de Agustina Imvinkerried, de 17 años. La adolescente fue asesinada después de haber ido a bailar.

El drama había comenzado anteayer, después de las 9, cuando la familia de la adolescente comenzó a preguntar a amigos, vecinos y conocidos si sabían algo sobre la menor, que no había regresado a su hogar. Lo último que se sabía de ella era que había ido a bailar al boliche Teos, sobre la ruta provincial 6, a pocos kilómetros del centro de Esperanza.

Los hechos generaron una intensa movida de sus familiares y amigos por las redes sociales. Se pedía información sobre el paradero de la joven. La investigación, que habían comenzado la fiscal María Laura Urquiza, el jefe de la Unidad Regional XI de Policía, José Vouilloz, y el subjefe Marcelo Correa, se hizo pública y se visibilizó el compromiso de la comunidad.

Todo comenzó a resolverse cuando en horas de la madrugada de ayer, después de obtener datos fehacientes, la policía rodeó un inmueble que ocupaba Pablo Trionfini, 39 años, empleado municipal y con denuncias de violencia de género hechas por su exesposa.

Según fuentes de la investigación, Trionfini se habría ahorcado cuando la policía se disponía a ingresar en la vivienda para detenerlo.

Se investiga si el presunto asesino le pidió a un vecino una pala con la cual habría intentado ocultar el cuerpo de la adolescente.

Los investigadores judiciales quieren establecer si Trionfini, en su plan criminal, actuó solo. Detectives del caso no descartan que otros dos hombres hayan estado involucrados en el brutal crimen.

El plan criminal comenzó ayer a las 5.54, cuando la adolescente salía del boliche Teos. Vestía una minifalda de color negro y un top bordó, tal como se la ve en la captura de la imagen de la discoteca, adonde había ido con un grupo de amigas.

La adolescente salió sola del boliche con destino incierto. Allí fue donde se despidió de sus amigas y se comprometió a almorzar con ellas.

Según pudieron reconstruir los investigadores del caso, la joven se subió al vehículo de Trionfini. A media mañana, como Agustina no llegaba, sus padres llamaron a sus amigas para saber si sabían algo de ella. Ante la respuesta de que se habían alejado y no supieron nunca más algo de ella, el padre de la adolescente radicó la denuncia policial por averiguación de paradero, lo que generó la apertura de una causa judicial y rápidos operativos que incluyeron perros entrenados en la búsqueda de personas.

Ayer, cerca de las 10, fue hallado el cuerpo de Agustina. Estaba en una cuneta, a la vera de un sendero rural, a pocas cuadras del boliche donde había sido vista con vida por última vez.

Luego del hecho, el sospechoso habría pedido una pala a un vecino para "sacar lombrices" y se la habría devuelto rota, pero limpia. Eso explicaría por qué el cadáver no fue enterrado y estaba tapado con ramas y yuyos, tal como la encontraron el perro y los bomberos de las ciudades santafesinas de Esperanza y Franck, que trabajaron juntos en este caso.

"Se puede saber que la muerte ha sido por asfixia manual", afirmó la fiscal Urquiza, a cargo de la investigación, en declaraciones a Radio 2 de Rosario. Señaló, además, que el crimen "se habría producido unos momentos después de que las cámaras la captan por última vez cerca del local bailable". Y agregó: "Estamos en condiciones de sostener que la muerte se produjo en el lugar en el que fue hallado" el cuerpo.

Anoche, en Esperanza y en ciudades como Santa Fe y Rosario hubo marchas para pedir justicia por Agustina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?