Suscriptor digital

El Sudamericano Sub 20: Batista, con el desafío de clasificar al Mundial y recuperar valores

Fernando Batista, director técnico de la selección Sub 20
Fernando Batista, director técnico de la selección Sub 20 Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Alberto Cantore
(0)
17 de enero de 2019  

Salir de la zona de confort para tomar un desafío contrarreloj. Fernando Batista tenía la vida bastante organizada. Lejos del país, en Armenia, pero con un cronograma de trabajo detallado para 2019. Si hasta le habían preparado una planilla con los partidos amistosos, los viajes de la selección Sub 23 y el resto de los equipos juveniles del país del Cáucaso del Sur. El llamado de Claudio Chiqui Tapia , presidente de la AFA, para ofrecerle el cargo de director técnico de la selección Sub 20 le hizo cambiar el rumbo. "Si no me surgía esto me quedaba en Armenia. Salí del país para ver cómo se ve y ven a nuestro fútbol y para aprender. Crecí muchísimo, recogí experiencia en charlas con entrenadores de Francia, Rusia, Alemania.", detalla el Bocha, que tuvo en Lucas Bernardi al único competidor por el puesto que dejó vacante Lionel Scaloni al ser confirmado como DT de la selección Mayor.

Las vueltas de la vida lo ponen a Batista otra vez en la Sub 20 y en una situación muy parecida a la que le transitó desde fines de 2016 hasta mediados del año siguiente. Tapia, el hombre que lo llamó, fue quien lo desvinculó de las selecciones nacionales juveniles después del Mundial Sub 20 de Corea del Sur, cita en la que Batista fue ayudante de campo de Claudio Úbeda. "Nos dijo que habíamos hecho un buen trabajo, que tuvimos poco tiempo de preparación y que nos merecíamos otra oportunidad. Mentiría si negara que me sorprendió el llamado: que me nombraran como candidato era un orgullo, que me den la responsabilidad es un desafío, porque acá hay entrenadores muy capaces", le comenta Batista a LA NACION, mientras el plantel se instala en la sede de Talca, donde la Argentina tendrá su búnker durante el campeonato Sudamericano de Chile, clasificatorio para la Copa del Mundo de Polonia.

-¿Se llega en desventaja, como al torneo de Ecuador de dos años atrás?

-No pongo excusas. Lo que más lamento fue no tener dos o tres amistosos, ver el carácter, cómo siente el chico la camiseta de la selección, más allá de que algunos ya lo hicieron en torneos de preparación. Siempre se quiere tener más días de trabajo, porque después te quedan los detalles para corregir. Tratamos de trabajar a tiempo completo, ojalá que cuando termine el torneo podamos decir que no se notó que nos faltó tiempo.

Batista: "Esta responsabilidad es un desafío"
Batista: "Esta responsabilidad es un desafío" Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

-¿Cómo se traslada una idea futbolística con menos de un mes de entrenamientos?

-Hay que ser simple, no llenar a los chicos de tantos conceptos, porque en lugar de ayudarlos los empeoramos. Mantuvimos esa línea que se venía trabajando con Scaloni y le agregamos lo que nosotros pretendemos para este equipo. Cuando estás acá sabés a que estás expuesto. Me tengo confianza y tengo mucha confianza en estos chicos, que tienen un gran nivel futbolístico. No puedo pensar que tuvimos 20 sesiones de prácticas. Quedarme en ese pensamiento seguramente lleve a que las cosas salgan mal. Y si hubiéramos tenido un año de trabajo también puede pasar que te quedás afuera del Mundial. Podría decirse que tengo la mejor excusa, pero no pienso de ese modo.

-¿Cómo conviven sacar un resultado inmediato, clasificarse para el mundial, y la exigencia de desarrollar una tarea formativa?

-Cuando se trabaja en formación el resultado está dentro de ese trabajo. Lo grave es cuando todo lo que se transmite es solo el resultado. A los juveniles hay que sacarles la presión, que jueguen liberados, porque así también se puede lograr resultados.

-Scaloni estuvo con su cuerpo técnico observando algunos entrenamientos, ¿cómo es la relación?

-Soy una persona que me gusta hablar y consultar. Él es el director técnico de la selección Mayor y además dirigió a estos chicos o a muchos de ellos. Todos estos últimos días estuvimos juntos con él y su cuerpo técnico. También lo consulté, le pedí informes, porque es una buena manera de que si estamos en plan de resurgimiento de las selecciones juveniles y los proyectos debe haber comunicación entre todos. Él tiene la obligación de tener la vista hacia el resto de las selecciones y a nosotros eso nos permite aprender.

El seleccionado Sub 20, en el predio de Ezeiza
El seleccionado Sub 20, en el predio de Ezeiza Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

-¿Participó del armado de la lista?

-Cuando me dio los informes, todo el trabajo que realizaron en el torneo de L'Alcudia, también me dijo que hasta ahí llegaba. La primera convocatoria y la lista final es una elección mía.

-¿Cuál sería el estilo de un equipo de Batista?

-No me gusta atarme a los esquemas, por eso me gusta jugar con enganche pero también con extremos. Y si en algún momento tengo que armar dos líneas de mucho sacrificio lo voy a hacer, no se me caen los anillos. La experiencia del Sudamericano de 2017 me sirvió para entender que el mismo torneo te va a pedir cambios, movimientos, por eso los jugadores te tienen que dar variantes, opciones.

-La falta de una gira por el exterior le quitó chances a algún futbolista.

-No solo de afuera, de acá también. Quizás hasta pude ser injusto con algún chico, porque no tuvimos el espacio necesario para evaluarlos con mayor profundidad. Eso es lo que más me dolió en este corto tiempo. Ojalá que clasifiquemos, porque después habrá más tiempo para observar jugadores.

Batista: "Scaloni dirigió a estos chicos o a muchos de ellos. Estos últimos días estuvimos juntos con él y su cuerpo técnico"
Batista: "Scaloni dirigió a estos chicos o a muchos de ellos. Estos últimos días estuvimos juntos con él y su cuerpo técnico" Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

-¿En qué medida la Sub 20 es una categoría formativa?

-Se aprende hasta el último día, hasta en el último partido podés aprender cosas. La Sub 20 está integrada a la etapa de formación de un futbolista. El jugador que a los 18 años se cree que sabe todo por jugar en primera está equivocado y desgraciadamente esos son los que quedan en el camino. El que quiere aprender de manera constante es el que a la larga triunfa y no solo acá, en el exterior y defendiendo la camiseta de la selección. Por eso es normal que a esta edad a algunos le falte técnica y a otros, táctica. Y no es un tema de cómo se trabaja en los clubes, porque cada uno lo hace a su manera, con sus modelos, es simplemente porque ese chico todavía tiene que aprender, está desarrollando aprendizajes que le llevan un lógico tiempo de maduración.

-¿Es receptivo el jugador? ¿Adquiere los conceptos con facilidad?

-Entiende y mucho más de lo que se presume cuando mirás desde afuera. Decimos que no miran fútbol, pero miran. Conocen mucho a los jugadores a través de los juegos, manejan información. Después están los que se destacan más con la pelota o los que tácticamente entienden todo muy fácil. No hay que cargarlos de datos, hay que darle el espacio y libertad para que exploten su inventiva, pero también tienen que aprender a tomar decisiones dentro de la cancha.

El Sub 20, durante uno de los ensayos en Ezeiza
El Sub 20, durante uno de los ensayos en Ezeiza Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

-¿El futbolista es más solitario si lo comparás con tu época de jugador ?

-Nosotros tratamos con [Pablo] Aimar, [Diego] Placente, Scaloni, que los chicos salgan de ese mundo de la pelota y el fútbol. Queremos que se conozcan, que hablen de sus familias, del valor de la amistad, que le agreguen valores a la experiencia de ser futbolista. Que entiendan que están en la selección y eso genera un sentido de pertenencia, porque no cualquiera defiende este escudo y sale a jugar al exterior. Son todas cosas que nosotros debemos inculcar como formadores.

-¿Es un poco recrear lo que fueron las camadas del ciclo Pekerman?

-La sociedad y los valores de la sociedad cambiaron. Por eso que los chicos lleguen y saluden o que pidan las cosas con un 'por favor' es también tener éxito en la formación. Cuando sos jugador de selección sos un jugador de elite, tenés que dar el ejemplo y ser diferente al resto no solo dentro de la cancha, donde se debe respetar al rival, si no también en un aeropuerto, en un hotel, en un avión... Si esos fueron los caminos en el pasado y fueron exitosos, porque no vamos a volver a transitar por ese lado.

-¿Tenés un manual de convivencia?

-No sé si un manual, pero sí cuestiones que se deben respetar: durante las comidas y previo a los partidos no se puede usar el celular, se debe respetar el tiempo de descanso, ayudar al encargado de la utilería con el orden de la ropa... Cosas básicas que generan bienestar para una convivencia sana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?