Suscriptor digital

Berlusconi no se jubila: anunció que será candidato en las elecciones europeas

Berlusconi anunció su candidatura al Parlamento Europeo por Forza Italia
Berlusconi anunció su candidatura al Parlamento Europeo por Forza Italia Fuente: Archivo
Elisabetta Piqué
(0)
17 de enero de 2019  • 12:54

ROMA.- La política es el arte de lo posible. Por eso a los 82 años Silvio Berlusconi , controvertida figura que dominó la política italiana durante dos décadas, anunció hoy que "por un sentido de responsabilidad", será candidato en las elecciones para renovar el Parlamento Europeo del 26 de mayo próximo. Se trata de unos comicios que hacen temblar a la Unión Europea (UE), bloque que se encuentra desunido, desorientado y asediado por una nueva ola de fuerzas soberanistas, populistas y euroescépticas que podrían dar un batacazo.

"Voy a candidatearme para las elecciones europeas, bajaré a la cancha para detener a este gobierno como en 1994, cuando decidí detener a los comunistas", anunció el ex primer ministro italiano, famoso por sus escándalos sexuales y judiciales y aún líder de Forza Italia, partido de centroderecha que creó de la nada hace exactamente 25 años.

«A la linda edad que tengo, he decidido por sentido de responsabilidad presentarme en Europa, donde falta un pensamiento profundo del mundo", dijo el también llamado Cavaliere ante los micrófonos de los periodistas que lo seguían en Quartu, localidad de Cerdeña, donde se encuentra en tour electoral en vista de elecciones municipales.

"Con mi conocimiento, mis experiencias y mi capacidad de convencer, pienso que puedo tener un rol importante y convencer a los ciudadanos europeos para que puedan entender que corremos el riesgo de alejarnos de los valores occidentales y de ser dominados por un imperio chino que tiene convicciones y valores que son opuestos a los nuestros", explicó, apareciendo como siempre muy maquillado y con menos capacidad oratoria que antes. "Representamos los ideales y valores liberales que hoy hay que defender en Italia, en Europa y en el mundo. Europa debe ser cambiada, debe estar unida", agregó.

Berlusconi aprovechó el anuncio para tirar dardos al actual gobierno, formado por una alianza entre el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5E) y la ultraderechista y xenófoba Liga. "Hace falta cambiar este gobierno", acusó Berlusconi, especialmente crítico del M5E porque son "señores sin ninguna experiencia y ninguna competencia, iguales a esos señores de la izquierda comunista de 1994", disparó. Berlusconi nunca le perdonó al M5E haberlo excluido de las arduas negociaciones posteriores a las elecciones de marzo pasado, en las que Forza Italia, que cosechó muy pocos votos, se presentó aliada de la Liga, de Matteo Salvini. Aunque Forza Italia está en la oposición, jamás rompió relaciones con Salvini.

El anuncio de "bajada a la cancha" de Berlusconi, que de todos modos no dio detalles técnicos de su candidatura, causó gran repercusión. Se trata de un personaje que dominó durante más de dos décadas la vida política italiana, amado y odiado por la opinión pública, que muchas veces, cuando se lo pensaba políticamente muerto, volvió a resuscitar y a "bajar a la cancha", expresión que él utilizó en varias oportunidades.

Fundador del coloso televisivo Mediaset y hasta abril de 2017 dueño del club Milan, Berlusconi apareció como un outsider de la política italiana en 1994 cuando, de la mano de su flamante partido, Forza Italia, ganó las elecciones aliándose a la Liga Norte y a otro partido de derecha. Desde entonces fue varias veces diputado y cuatro veces jefe de gobierno de la península. Con 3340 días en el poder, se convirtió en el primer ministro más longevo de la Italia republicana.

Considerado por algunos el culpable de la decadencia actual de Italia -la última economía de Europa-, Berlusconi se vio obligado a renunciar en noviembre de 2011 en plena tormenta financiera, presionado por los mercados y por sus socios europeos, en medio de los abucheos de la gente. Fue sucedido por un gobierno técnico encabezado por el economista Mario Monti.

En octubre de 2012 el también llamado "Berlusca" fue condenado a cuatro año de prisión por fraude fiscal, pena que, por su edad, expió yendo a hacer trabajos sociales a un centro de ancianos. Alejado de las famosas fiestas "bunga-bunga" de Palazzo Grazioli, se encuentra desde hace varios años en pareja estable con Francesca Pascale, 48 años menor que él.

Casado anteriormente dos veces y padre de cinco hijos, en marzo de 2015 fue absuelto en el denominado caso "Ruby", en el que estaba acusado de incitar a una menor a la prostitución y de abuso de poder. Esa sentencia marcó el principio de la increíble resurrección del Cavaliere, a quien en mayo pasado un Tribunal de Milán volvió a habilitar a acceder a cargos públicos luego de su condena por fraude fiscal, otro momento clave.

Operado del corazón en junio de 2016, es evidente que hoy el Cavaliere no es el mismo animal político que hace diez años. En las elecciones de marzo pasado, en las que no pudo ser candidato, igualmente estuvo presente, haciendo campaña. Pero a Forza Italia, su criatura, le fue mal: obtuvo el 14% de los votos y fue superada por la Liga de Matteo Salvini, su aliado (17%), una verdadera humillación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?